El misterioso anciano de la cuenca minera, admirador del Maquis, que ahora vota a Vox

Juan M. Arribas

ASTURIAS

28 abr 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Dicen que en la guerra y en el amor todo está permitido. En unas elecciones no debería ser así pero desde hace tiempo, y más últimamente, parece que ninguna regla se considera suficientemente importante. Tampoco la de no mentir de forma descarada. Quizá porque en la época de las nuevas tecnologías de la información, la propaganda política se orienta en estrategias parecidas a las bélicas, van varios días en los que las redes sociales son inundadas con supuestos votantes desencantados del PSOE o de Más Madrid o de Podemos que, casualmente, sienten la imperiosa necesidad de pregonar su recién hallado entusiasmo por Vox.

Los hay de varios oficios y edades (jóvenes o funcionarios de correos), pero ha sido singularmente llamativo el caso de un supuesto anciano nacido en la cuenca minera asturiana, que pasó su juventud admirando a los fugaos del monte de la guerrilla antifranquista pero ya en la edad provecta le ha dado por unirse al partido de Santiago Abascal. «Nací el 27 de marzo de 1937 en la cuenca minera de Asturias. Desde mi juventud crecí admirando a los sindicalistas y al Maquis. Siempre he sido votante del PSOE y activo en los sindicatos. Pero a mis 84 años pienso votar a Vox para garantizar el orden».

Pudiera ser un caso real, de un anciano del Nalón o del Caudal desencantado de la izquierda a estas alturas. El problema para la credibilidad de la historia son las decenas y hasta cientos de cuentas de Twitter que repiten el mismo mensaje, coma a coma, punto por punto, y con las mismas mayúsculas. Es un señor nacido en la cuenca minera de Asturias en 1937 incluso el que lleva las redes sociales a Falange Lloret del Mar que también repite el mensaje.