Asturias ultima su sistema de restricciones tras el estado de alarma

L.O.

ASTURIAS

Un hombre sentado al sol con su mascarilla en la Plaza del Fontán en Oviedo
Un hombre sentado al sol con su mascarilla en la Plaza del Fontán en Oviedo ELOY ALONSO

El Principado pedirá al Gobierno de España «adaptaciones en materia de competencias y la posibilidad de limitación de horarios» tras el 9 de mayo

28 abr 2021 . Actualizado a las 16:54 h.

Marcado en rojo en el calendario está el 9 de mayo, ese día decae el estado de alarma y no habrá otro ni prórroga del vigente. Terminará así el cierre perimetral de Asturias, los toques de queda y las restricciones que actualmente afectan a comercio y hostelería, pero el Principado prepara una adaptación del sistema actual, de valoración por concejos, que buscará el refrendo judicial para las limitaciones que sea necesario imponer por motivo de la pandemia, y también con más precisión, no afectando al concejo en su conjunto sino a localidades concretas. Además, según citó Efe, Asturias pedirá al Gobierno de España «ciertas adaptaciones en materia de competencias y la posibilidad de limitación de horarios», una vez que el actual estado de alarma decline.

Así lo indicó esta mañana el presidente del Principado, Adrián Barbón, de visita en Colunga, quien señaló que se está estudiando el nuevo sistema con epidemiólogos y técnicos de salud pública. Barbón señaló que la posibilidad de establecer cierres por localidades y no por concejos «se está estudiando» pero todavía no es definitiva y recalcó, en todo caso, que siempre serán medidas que tendrán que ser avaladas por un juez. «En lo que toca a derechos fundamentales, pese a lo que han dicho algunos, sólo vale el estado de alarma», señaló el presidente quien apuntó que otros mandatarios autonómicos del PP habían solicitado que continuara pero que el presidente nacional Pablo Casado se había negado a votarlo en el Congreso.

En este sentido, y aunque recordó que el Ejecutivo central puede declarar, durante 15 días, un nuevo estado de alarma, y uno que afectara a una comunidad en concreto, el problema sería «la prórroga» y responsabilizó a los dirigentes del PP de que no fuera posible.