Aprobada la autorización ambiental de la regasificadora del Musel

La infraestructura gasista llevaba paralizada y sin poder entrar en funcionamiento desde finales de 2012

Regasificadora de El Musel
Regasificadora de El Musel

Oviedo

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Democrático (MITERD) ha autorizado el procedimiento de tramitación administrativa con la aprobación de la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) de la regasificadora del puerto de El Musel, en Gijón, propiedad de Enagás.

El Gobierno de Asturias ha expresado su satisfacción porque estas planta de gas haya culminado de manera satisfactoria su tramitación, «poniendo así fin a una larga y compleja tramitación administrativa que incluso se vio paralizada por vía judicial». La regasificadora de El Musel permanece paralizada desde 2013 por orden judicial, tras una inversión de unos 360 millones de euros, por vulnerar su construcción la normativa vigente entonces, y ahora está pendiente de los trámites administrativos para su puesta en marcha.

La Consejería de Industria, Empleo y Promoción Económica del Principado ha tenido conocimiento de la resolución favorable del Ministerio, «una noticia largamente esperada por el Ejecutivo, pues la infraestructura gasista llevaba paralizada desde finales de 2012 sin poder entrar en funcionamiento». El titular de Industria, Enrique Fernández, señala que a partir de ahora se va a poder proseguir con la tramitación de la planta, «que se espera mucho más ágil, lo que permitirá a Asturias disponer de una instalación energética de primer nivel». Ha indicado que, «en un primer momento, se destinará a usos logísticos dentro del sistema gasista y a nuevos usos, como el bunkering; y a medio y largo plazo podrá evolucionar para dar cabida a desarrollos vinculados con el hidrógeno verde y convertirse en un referente a nivel europeo».

Para el consejero, se trata de «una gran noticia para la economía y la industria, que da respuesta a una reivindicación que el Gobierno de Asturias lleva planteando desde hace muchos años para que la planta pueda entrar en funcionamiento». En definitiva, añade Fernández, «una noticia muy positiva que contribuirá a la reactivación de la economía asturiana».

La planta de gas de El Musel fue finalizada en 2012 por la empresa Enagás, el principal transportista de gas natural y el gestor técnico del sistema gasista en España, tras haber realizado una inversión de 363 millones. La formulación de la Declaración de Impacto Ambiental permite continuar hacia la autorización administrativa y puesta en servicio de la regasificadora, compatibilizando el uso logístico con la integración del hidrógeno verde como vector de transición energética, que permita desarrollar actuaciones de almacenamiento, movilidad sostenible e incluso exportación, informa EFE.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Aprobada la autorización ambiental de la regasificadora del Musel