Se vende palacio de treinta habitaciones al mejor postor

Durante este mes se escucharán propuestas por la casona de Sestelo, en Castropol, que fue fábrica de papel, residencia indiana y orfanato

La casona de Sestelo, en Presno, Castropol
La casona de Sestelo, en Presno, Castropol

ribadeo / la voz

En plena Reserva de la Biosfera del río Eo, cruzando el límite con Asturias, a un paso de Ribadeo, se encuentra la casona de Sestelo, un monumental edificio, con un aire tan austero como evocador, que sobrecoge por la rotunda belleza y tranquilidad del entorno, con el río Suarón recorriendo los límites de su extensa finca. El edificio, que se proyectó restaurar como hotel de lujo dividiéndolo en 30 habitaciones, se dispone a mudar una más de las pieles de serpiente de su larga historia, con un sugerente reclamo: «Se vende a la mejor oferta recibida o que se reciba antes del 25 de mayo, o antes a la primera que se considere óptima». El precio que se estipula es de 1.211.250 euros.

La casona de Sestelo, en el concejo asturiano de Castropol (3.342 habitantes), fue construida en el siglo XIX, originariamente como fábrica de papel. En torno a 1920 fue adquirida por un indiano, Ángel Pérez Sanjulián, que le añadió una planta y construyó una mini central eléctrica (también a la venta y aún operativa) para dar servicio a la zona. El indiano abandonó la que era su residencia familiar y huyó de España al estallar la Guerra Civil y entre 1937 y 1951 la casona de Sestelo se destinó a orfanato. Se cuenta que una hija de Pérez Sanjulián regresó y se hizo con la casa durante diez años. Pero el inmueble fue abandonado, hasta que en 1992 se comenzó a rehabilitar con una escuela taller y fue adquirido por el Principado. Finalmente, en el 2006 pasó de nuevo a manos privadas, al ser comprado por una sociedad que pagó 985.980 euros al Banco de Tierras.

Meses después anunciaban un ambicioso proyecto para convertir la casona de Sestelo en un hotel de cuatro estrellas, para lo que invertirían 10 millones de euros con el objetivo de que abriese en el 2010.

La noticia fue recibida con entusiasmo por vecinos y alcaldes, por lo que supondría de proyección turística para la comarca. Pero el proyecto no salió adelante y el palacio está de nuevo en venta. La propiedad explica que hay varios inversores interesados en adquirirlo, de ahí que para incentivarlos haya optado por ofrecerlo a quien, antes del 25 de mayo, presente la mejor oferta. «No es una subasta, pero un precio siempre es negociable. Estamos determinados a vender y como hay varios interesados, algunos con la idea de retomar el proyecto del hotel de lujo, el que se aproxime antes a lo que pedimos se lo llevará», aclaran.

El inmueble tiene 2.527 metros cuadrados construidos, distribuidos (según el plano del hotel, con proyecto de ejecución visado por el Principado) en 30 habitaciones con 30 baños. El palacio se incluye en una finca-jardín de 13.510 metros cuadrados. Paralelamente, está a la venta el resto del solar, de 53.000 metros, con un proyecto de jardín paisajista.

Quien se haga con el palacio deberá ejecutar una rehabilitación integral. «Cuando fue la escuela-taller lo vaciaron por dentro e hicieron una estructura de hormigón armado. Por lo demás, los muros exteriores son perfectos y la cubierta es nueva», apuntan desde la sociedad propietaria. Y añaden: «Hemos puesto 30 habitaciones, pero depende de la rehabilitación que se quiera hacer. La que nosotros proyectábamos era así, de lujo total, porque el lugar lo merece».

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Se vende palacio de treinta habitaciones al mejor postor