Asturias descarta pedir a los tribunales extender el toque de queda

La prohibición de fumar en terrazas sigue vigente y la Delegación del Gobierno advierte que reforzará los controles policiales nocturnos

Un control de la Guardia Civil en Oviedo
Un control de la Guardia Civil en Oviedo

El Gobierno de Asturias descarta recurrir, por el momento, al aval judicial para mantener el toque de queda a partir del domingo, cuando decae esta medida con el fin del estado de alarma, ha avanzado la portavoz del Ejecutivo autonómico, Melania Álvarez.

El Principado descarta de este modo unirse a comunidades como Baleares, que ya ha obtenido autorización del Tribunal Superior de Justicia para limitar la movilidad nocturna, y País Vasco, Navarra, la Comunidad Valenciana y Castilla-La Mancha que son proclives a su mantenimiento.

«No contemplamos ese escenario. Entendemos que no es necesario», ha dicho Álvarez, en rueda de prensa tras el Consejo de Gobierno, donde ha afirmado que es una medida de carácter «excepcional» a la que solo se recurrirá es caso de que «sea imprescindible» para atajar la expansión de la covid.

Según ha expresado, será la evolución de la enfermedad «la que puede llevar a reconsiderar la postura».

Preguntada por el ocio nocturno, cuya actividad sigue clausurada, la portavoz del Ejecutivo ha indicado que en función de la evolución de la pandemia «se irán adecuando todas las medidas».

«Prudencia y responsabilidad para seguir manteniendo la gestión ordenada de la crisis sanitaria. Aunque decaiga el estado de alarma, no es sinónimo de que finalice la pandemia», ha advertido.

Álvarez ha señalado que se está dando cuenta de todas las nuevas medidas restrictivas que se aplican desde hoy, y entre las que sigue vigente la prohibición de fumar en terrazas, a la Delegación del Gobierno, a las Corporaciones municipales y a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en un «esfuerzo de comunicación y coordinación», si bien ha confiado en que los asturianos estarán «a la altura de las circunstancias como para evitar que la situación se desboque».

Asimismo, ha señalado que la mejora de los datos epidemiológicos permitirá el Gobierno autonómico «seguir centrando energías en la recuperación económica» de la región.

Por último, Álvarez ha informado de que este martes se ha remitido a la Junta General para su tramitación el proyecto de Ley de Salud del Principado que dotaría al Ejecutivo de la posibilidad de declarar la situación de emergencia sanitaria en circunstancias como las derivadas de la actual situación de pandemia, una potestad de la que ahora no dispone. 

Controles policiales

En todo caso, la delegada del Gobierno en Asturias, Delia Losa, ha anunciado este viernes que se incrementará el control policial en horario nocturno tras la finalización del estado de alarma y del toque de queda este domingo, ya que «es la parte del día más desprotegida desde el punto de vista legal» y en la que «se pueden producir situaciones que aumenten el riesgo de contagio».

Así lo ha avanzado tras la reunión que ha mantenido con los representantes de los cuerpos de seguridad del Estado y de la Federación Asturiana de Concejos, de cara a «organizar la llegada de la nueva normalidad».

«La noche es un tema que nos preocupa mucho», ha reconocido Losa, ya que sin el toque de queda se pueden producir situaciones que impidan una evolución positiva de los datos de la pandemia.

En el control de esta franja horaria también tendrán mucha responsabilidad los ayuntamientos, ha apuntado, a la hora de controlar los botellones y las aglomeraciones en espacios públicos; según recogió Efe.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Asturias descarta pedir a los tribunales extender el toque de queda