Alta empleabilidad y «muy buenos sueldos»: así será el nuevo grado de ingeniería de datos

La Voz GIJÓN

ASTURIAS

De izquierda a derecha, el director de la Escuela Politécnica de Ingenería de Gijón, Juan Carlos Campo, el consejero de Ciencia, Innovación e Investigación, Borja Sánchez, y el rector de la Universidad de Oviedo, Ignacio Villlaverde, en el campus de Gijón
De izquierda a derecha, el director de la Escuela Politécnica de Ingenería de Gijón, Juan Carlos Campo, el consejero de Ciencia, Innovación e Investigación, Borja Sánchez, y el rector de la Universidad de Oviedo, Ignacio Villlaverde, en el campus de Gijón

La EPI estrenará la formación, con 61 plazas ofertadas, en inteligencia artificial, reconocimiento de textos, visión artificial y disciplinas de máxima actualidad en el ámbito tecnológico

15 jun 2021 . Actualizado a las 19:26 h.

La Escuela Politécnica de Ingeniería de Gijón (EPI) estrenará el próximo curso escolar el nuevo grado de ciencia e ingeniería de datos con el que se inicia un camino para colocar a la Universidad de Oviedo en el siglo XXI y en el liderazgo de las grandes transformaciones de la sociedad.

Con 61 plazas ofertadas, el grado formará a los alumnos en inteligencia artificial, reconocimiento de textos, visión artificial y disciplinas de máxima actualidad en el ámbito tecnológico y contará con un programa de prácticas «muy potente», ha afirmado el director de la EPI, Juan Carlos Campo. Como punto fuerte ofrece una alta empleabilidad, ha explicado Campo, que ha dicho que los egresados tienen «muy buenos sueldos».

El grado, de cuatro años y 240 créditos, se impartirá en la EPI, uno de los «grandes» campus de la Universidad de Oviedo, ha afirmado el rector, Ignacio Villaverde, durante la presentación de los estudios en el Aula Magna del campus gijonés. Con estos estudios se inicia el camino de colocar a la universidad «plenamente en el siglo XXI» y liderar las grandes transformaciones de la sociedad del siglo XXI, que exige el esfuerzo de estar a la altura de retos como la inteligencia artificial, ha señalado el rector.