Siete mujeres, 17 hombres y un chaval de 13 años que vuelven a nuestra vida

Juan M. Arribas

ASTURIAS

fosas asturias .Visita a la fosa común de El Rellán, en Grado
Visita a la fosa común de El Rellán, en Grado

16 jun 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Es uno de los símbolos de la memoria histórica en Asturias y hoy es un día importante. Hablamos de la fosa de El Rellán, que está ubicada en Grado. Allí, entre 1936 y 1938 fueron fusiladas posiblemente medio centenar de personas y al fin ha llegado la hora de que sus cuerpos sean exhumados. La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) regresa hoy a los trabajos, paralizados durante varios meses por una polémica orden judicial. Una investigación de la Universidad de Oviedo identificó al menos a 25 personas que habrían sido asesinadas allí: siete mujeres y dieciocho hombres, entre ellos un joven de trece años. Y no solo eso: se tomará muestras de ADN a 29 familias porque el objetivo es identificar los restos humanos.

Los trabajos se iniciaron en julio de 2020. En poco tiempo, la ARMH halló restos de al menos tres personas con signos de violencia y 19 casquillos de bala. La finca fue adquirida hace tres años por el Ayuntamiento de Grado. Cuando la ARMH tenía fe en conseguir más restos, llegó el mazazo: un juzgado paralizó e inició diligencias, lo que postergó inútilmente el proceso, pese que luego todas las diligencias fueron archivadas. Según la jueza, los hechos pudieran ser constitutivos de delito, pero añadió que los restos humanos tenían una antigüedad considerable y que era presumible que se tratase de personas represaliadas durante la contienda.

La ARMH solicitó al juzgado permiso para retomar los trabajos pero le fue denegado en espera de informes que tardaron meses en redactarse. La asociación apeló a la edad avanzada de algunos familiares y a que la Convención de la ONU contra de Desaparición Forzada e Involuntaria insiste en la urgencia con la que deben actuar las instituciones públicas para eliminar lo antes posible las consecuencias dolorosas para la familia de las víctimas. No tuvo éxito. Un año después, vuelve la normalidad.  

¿Quién costea la exhumación? La propia ARMH empleará recursos propios que les proporcionan sus socios y donantes, a lo que se une el trabajo de  voluntarios.