El congreso que medirá el verdadero peso de Cascos

Juan M. Arribas

ASTURIAS

18 jun 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Como los hombres misteriosos de los cuadros de Magritte, sombreros que no reposan sobre ninguna cabeza, rostros ocultos por una manzana, pipas que no lo son, Francisco Álvarez-Cascos se diluye. Foro Asturias celebra este fin de semana su congreso de refundación para matar al padre, para alejarse de su sombra y los números, según cuentan los organizadores, cantan.

A pesar de que los últimos partidarios del político gijonés se revuelven anunciado bajas masivas de militantes en el registro de afiliados sólo cuentan dos menos. La participación en el cónclave también refleja una mengua reveladora de sus apoyos: las cifras de compromisarios del congreso que se celebra este fin de semana superan a las del último en el que tuvo mano, el que acogió Pola de Siero. Entonces fueron 318 los participantes y en la actualidad ya pasan de 320, todo a pesar de que la logística del presente, por las imposiciones de la pandemia, ha hecho que buena parte de los actos se celebren de forma telemática. 

Cascos anunció a bombo y platillo su marcha de Foro con un acto solemne en la Mesa de Mareantes de Luarca, el mismo lugar donde lo había fundado, pero lo cierto es que ya había sido expulsado después de que la Fiscalía presentara una acusación por apropiación indebida y administración desleal en el juicio que deberá afrontar por haber pasado gastos personales a la formación durante su mandato. La nueva dirección, que pretende dar un giro autonomista al grupo, asegura que aunque el proceso congresual ha sido abierto y los fieles a Cascos han podido inscribirse y participar en todos sus actos, no espera que el respaldo a sus posiciones logre agrupar más de una docena de votos en el recuento final de las enmiendas y las ponencias. Los organizadores del congreso actual esperan una «contraprogramación» con alguna declaración sonada, pero no la temen. «Es el canto del cisne», aseguran.

Todos los detalles cuentan. En esta refundación, el partido cambiará su nombre oficial por Foro Asturias porque hasta el momento era Foro Asturias Ciudadanos (FAC), una elección que en su día no fue casual sino para reflejar en sus siglas las iniciales del nombre de Francisco Álvarez-Cascos.