Barbón ofrece refugio en el PSOE a los decepcionados «con la derecha en manos de la extrema derecha»

La Voz OVIEDO

ASTURIAS

Adrián Barbón, presidente del Principado de Asturias, durante su intervención ante el comité autonómico
Adrián Barbón, presidente del Principado de Asturias, durante su intervención ante el comité autonómico FSA-PSOE

El presidente abre las puertas «ante la deriva de una derecha en manos de una extrema derecha que acepta postulados que van en contra de la libertad o la identidad sexual o la diversidad»

19 jun 2021 . Actualizado a las 14:25 h.

El presidente del Principado y secretario general de la Federación Socialista Asturiana (FSA-PSOE), Adrián Barbón, ha abierto este sábado las puertas de esta organización no sólo a progresistas o al centro izquierda, sino a todos aquellos que se sientan «decepcionados ante la deriva de una derecha en manos de una extrema derecha que acepta postulados que van en contra de la libertad o la identidad sexual o la diversidad».

Durante su intervención ante el comité autonómico, que se ha celebrado hoy de forma telemática, el dirigente socialista ha criticado que haya organizaciones que quieran trasladar a Asturias el clima «tóxico, de tensión y crispación» que se vive en la política nacional, y ha ofrecido a su organización «como refugio de quienes quieren futuro y esperanza», de los decepcionados con la derecha, de quienes quieren que se defienda la identidad de Asturias con fuerza, de los jóvenes o de quienes abogan por los derechos de la mujer.

«Somos organización refugio de la gente que cree que Asturias tiene que defenderse, marcar su propio camino, ser audaz y levantar la voz cuando discrepa con otras comunidades autónomas o con el gobierno de España», ha añadido Barbón, que ha incidido en que no está dispuesto a que se vea al Principado como una autonomía menor de edad. Según Barbón, Asturias «necesita mayor colaboración del Gobierno de España porque tiene muchos más retos que otras comunidades autónomas», por lo que va a seguir reivindicando todo lo necesario para concluir las comunicaciones pendientes, y para llevar a cabo las transformaciones económicas, digital o ecológica.