Salud estudia acelerar la segunda dosis de AstraZeneca para poner cerco a a la variante Delta

L.O.

ASTURIAS

Campaña de vacunación en Asturias
Campaña de vacunación en Asturias

El consejo interterritorial ofrecerá sus conclusiones este miércoles por la capacidad de contagio de la cepa entre los sexagenarios

23 jun 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Las mutaciones del virus covid-19 han obligado a las agencias de Salud Pública a acelerar sus plazos. La detección de la variante delta, más contagiosa y pero también capaz de disminuir la eficacia de la vacuna en quienes sólo tienen una dosis ha llevado a que empiecen a estudiarse reducir al mínimo los plazos para administrar la segunda a personas que habían recibido la administración de AstraZeneca. El fármaco de Oxford es que el más vaivenes ha sufrido en el continente europeo, con demoras de suministro que han puesto de los nervios a muchas capitales comunitarias y también episodios my raros de trombos que hicieron que se recomendara a pacientes de 60 años.

Todos estos retrasos ralentizaron la vacunación completa de grupo de trabajadores esenciales, a los que se recomendó recibir una combinación de vacunas con una dosis de Pfizer pero también del grupo de entre 60 y 69 años. En el caso de Asturias, por ejemplo, este tramo llega al 28% de con las dos dosis mientras que una cohorte más joven, el grupo de entre 50 y 59 años, ya tiene la pauta completa en el 60% de los casos. 

En principio tras recibir una primera dosis de AstraZeneca se recomendaba separar la segunda administración entre 10 y 12 semanas aunque el mínimo fijado para completar la pauta está en 21 días, un plazo que podría cerrarse en la nueva interterritorial.

Con las cepas anteriores, incluso con las demoras, una sola dosis de la vacuna garantizaba un grado de protección aceptable aunque se retrasara la segunda y, de hecho, el Reino Unido basó su estrategia en inocular una sola dosis al máximo de población posible más que priorizar (como se hizo en España) la inmunización entre los grupos de mayor riesgo, los más ancianos. Ahora eso ha cambiado y los servicios británicos, donde la cepa delta ya es casi mayoritaria, tratan de completar la vacunación a toda máquina. 

Esta será también con toda la probabilidad la estrategia en Asturias y en España. Fuentes consultadas por La Voz de Asturias destacaron que será una cuestión que se abordará en el ámbito nacional dentro de la Comisión de Salud Pública que ofrecerá sus conclusiones este miércoles.

En declaraciones recogidas a comienzos de esta semana por La Voz de Asturias, el epidemiólogo Pedro Arcos, también director de la Unidad de Investigación en Emergencias y Desastres de la Universidad de Oviedo,  señaló que «estamos vacunando a gente muy joven, de 30 y 40 años, y a los de 60 los hemos dejado tirados con la primera dosis, ese grupo está muy por debajo del promedio de las otras edades».

El epidemiólogo llamó a completarla con la segunda dosis de AstraZeneca o la alternativa de recibir Pfizer «pero lo que hagan tienen que hacerlo ya, no estamos en la situación de hace unos meses pensando que con una dosis se podía aguantar; ahora mismo es una prioridad absoluta de salud pública poner esa segunda dosis».

La variante delta alerta a los sexagenarios: apenas el 25% tiene las dos dosis en Asturias

L. Ordóñez

El pasado viernes, Salud confirmó la detección de los seis primeros casos de la variante delta de coronavirus en Asturias. Se trata de una cepa con mayor capacidad de contagio y que amenaza con hacerse la predominante en varios países por la mutación que le permite transmitirse de forma más intensa. Dado que la anterior cepa más preocupante (la alfa, la británica) llegó a hacerse la mayoritaria en Asturias de forma y rápida a comienzos de año nuevo, los expertos han llamado a cuidar la entrada de posibles viajeros infectados desde el exterior pero ante todo han urgido a acelerar la vacunación de pauta completa con la segunda dosis al grupo de mayor riesgo que va más retrasados, el de entre 60 y 69 años.

Seguir leyendo