El salario de Toni Cantó en la Oficina del Español deja pequeño el presupuesto de la Academia de la Llingua

Juan M. Arribas

ASTURIAS

02 jul 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

La oficialidad de la lengua asturiana se ha convertido en los últimos años en uno de los objetivos principales de la «guerra cultural» del conservadurismo español, más allá incluso de las fronteras asturianas con acusaciones, en muchas ocasiones desmesuradas, sobre el gasto que supone su desarrollo. Sin embargo, el récord de gasto en oficinas lingüísticas ha batido una nueva marca esta semana en la Comunidad de Madrid con la creación ad hoc para Toni Cantó de una Oficina del Español que, aunque aún no cuenta con presupuesto (la capital lo tiene prorrogado) maneja cifras exorbitantes.

Según se informó esta semana, Cantó cobrará un salario de entre 70.000 y 80.000 euros anuales por dirigir esta Oficina del Español destinada según afirmó el gobierno de Isabel Díaz Ayuso a «hacer de Madrid la capital del español en Europa». Si se cumpliera una legislatura completa, Cantó se embolsaría una cifra total que ronda los 300.000 euros, un monto que supera la partida anual de la Academia de la Llingua Asturiana (ALLA) que en los presupuestos asturianos vigentes recibe del Principado 230.000 euros.

El funcionamiento de la ALLA es mucho más humilde que la anunciada Oficina del Español en Madrid. Su presidente, recientemente reelegido, Xosé Antón González Riaño, no recibe ningún salario por dirigir el organismo que vela por la lengua asturiana. De hecho no tienen ningún sueldo a cuenta de la entidad ninguno de los académicos y sólo reciben uno, como es lógico, los técnicos que trabajan para la academia.