Cuatro locales de ocio, focos de contagios: concentran 172 positivos y 526 contactos estrechos

L.O.

ASTURIAS

La barra de una pub con gel hidroalcohólico
La barra de una pub con gel hidroalcohólico Joaquin Corchero

La consejería llama a los jóvenes a que no tengan «reticencias» para dar sus contactos a los rastreadores

09 jul 2021 . Actualizado a las 17:00 h.

Los contagios detectados la pasada jornada en Asturias casi rozan los 500 y los que se esperan hoy pueden ser iguales o superiores. El mensaje que las autoridades sanitarias del Principado quieren lanzar de cara a las próximas semanas es complejo porque quiere conjugar la llamada la prudencia entre los grupos que están registrando más positivos, la población que no ha recibido todavía la vacuna, singularmente entre los 15 y los 25 años, con la contención de no incrementar las restricciones (con un notable efecto en la economía) mientras la alta incidencia no se traduzca en hospitalizaciones ni fallecidos.

La coordinadora de Programa Covid, María José Villanueva, señaló que los brotes encontrados se vinculan a grandes espacios cerrados de ocio en los que no se cumple ni llevar mascarilla ni mantener la distancia de seguridad y citó que se cuentan entre 3 y 4 establecimientos con 172 positivos y 526 contactos estrechos. En reuniones de amigos se han dado 46 positivos que implicaron otros 50 contagios y entre viajes y traslados en vehículos cerrados hasta 40 casos más con 60 contagios.

Todo esto ha llevado al Principado a incrementar en los últimos días los contratos de rastreadores que suman ya en la actualidad 153 efectivos y a solicitar ayuda al Ejército de Tierra, que la ha facilitado, para incrementar el personal encargado de esta tarea de cara a las próximas semanas.

Villanueva explicó que mientras la incidencia a 7 días de la población general en Asturias ronda los 212 casos por 100.000 habitantes, en el grupo de 15 a 25 años supera ya los 1.400. Es por eso que se han redoblado las llamadas a participar en el cribado masivo para realizar PCR y también a romper, dijo, algunos malentendidos sobre el impacto de la enfermedad en los jóvenes. Villanueva señaló que en olas anteriores, los rastreadores trataban con personas mayores, con alta sensibilidad de la situación de riesgo, que tenía deseo expreso de realizarse las pruebas para descartar un contagio y que citaban una media de entre 3 y 4 contactos estrechos. Ahora es muy diferente, «nos encontramos una reticencia a decir los contactos estrechos, quizá porque piensan que si los dicen sus amigos tendrán que hacer una cuarentena de 10 días, cuando los dicen llegan a ser diez, quince o hasta veinte contactos y además son jóvenes que se mueven con distintos grupos por lugares muy diferentes y es muy difícil encontrar una fuente única. El rastreo ahora es muy complejo y laborioso».

«Tenemos que romper un par de tabues, primero el de que si soy joven no voy a enfermar. Y también que si mis padres o mis abuelos están vacunados no les puedo contagiar. El riesgo cero no existe y las vacunas aunque son efectivas no protegen al 100% y si hay muchos contactos crece ese riesgo», señaló Villanueva.

En términos similares, el director de Salud Pública, Rafael Cofiño recordó que, si bien, la probabilidad de sufrir síntomas severos por covid es mucho menor entre los jóvenes, la posibilidad existe y citó que entre contagiados de 15 a 30 años hay de una a dos hospitalizaciones por cada 100 casos, un ingreso en cuidados intensivos por cada 1.000 casos, y un fallecido por cada 10.000 casos.

En la actualidad hay ocho ingresos hospitalarios en Asturias de personas que rondan los 30 años. Y, de hecho, Cofiño señaló que en los últimos días se había registrado un pequeño incremento de positivos en esta cohorte de edad (de 30 a 39 años) precisamente en el tramo más joven (lo menores de 35) porque son las personas las que puede no haber llegado la vacuna esta semana.

El programa de cribado ha revelado un gran número de contagios. Hasta el momento, se han inscrito 9.700 jóvenes en estas pruebas dirigidas a unas 110.000 personas nacidas entre 1991 y 2006 y ya se han realizado 2.685 PCR, que han dado como resultado 474 personas infectadas.