ArcelorMittal presenta en Asturias su revolución verde en medio de una gran expectación

Luis Fernández
L.F. REDACCIÓN

ASTURIAS

Instalaciones de ArcelorMittal en Gijón
Instalaciones de ArcelorMittal en Gijón

Cumbre en Gijón con Pedro Sánchez y Lakshmi y Aditya Mittal para presentar los planes de la multinacional para la fabricación de acero con tecnologías más sostenibles

13 jul 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Este martes está marcado en rojo para la industria asturiana. ArcelorMittal presenta en sus instalaciones de Gijón sus planes de futuro para la fabricación de acero con tecnologías más sostenibles y en los últimos días se han generado unas expectativas que han ido creciendo al confirmarse la presencia del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez; la del presidente ejecutivo de la siderúrgica, Lakshmi Mittal; y la de su hijo, Aditya Mittal, consejero delegado de la firma. Sánchez estará acompañado en la presentación del proyecto, del que se prevé que represente una inversión millonaria, por la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, y el presidente del Principado, Adrián Barbón.

En la cumbre de hoy se desvelarán los detalles de la revolución verde con la que la siderúrgica quiere hacer frente al proceso de descarbonización. Aunque se desconocen los detalles de la noticia, esta será de máxima relevancia. Al menos eso se desprende de las declaraciones que Adrián Barbón hizo la semana pasada y en las que aseguró que las inversiones supondrán un «parteaguas» en la historia industrial de la comunidad. También ha disparado las expectativas el hecho de que se haya conocido que las negociaciones han sido llevadas personalmente por Sánchez y Mittal, de ahí que los dos estén presentes en la cumbre que hoy se celebra.

ArcelorMittal tiene en Asturias unos 5.500 trabajadores y once plantas industriales ubicadas en Asturias, Aragón, Navarra, País Vasco, Valencia y Madrid. En todo el país, la plantilla ronda las 8.000 personas. Lo que se conoce hasta el momento es que el acuerdo que se presenta servirá para desarrollar en España nuevas capacidades productivas para la fabricación de acero con tecnologías más sostenibles y contribuir así al proceso de descarbonización de este sector electrointensivo. A partir de ahí, falta por conocer los detalles de cómo y dónde se fabricará y la inversión que se destinará a conseguirlo.