Por qué se complica el rastreo del coronavirus en Asturias

Elena G. Bandera
E. G. Bandera REDACCION

ASTURIAS

María José Villanueva, coordinadora de los programas Covid en Asturias
María José Villanueva, coordinadora de los programas Covid en Asturias

En algunos casos, los contactos estrechos llegan a ser hasta 20 y las cuarentenas de 10 días se evitan. «Es una ola explosiva», dice la jefa de rastreadores de Salud

25 jul 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

«Esta ola es absolutamente diferente a todo lo que habíamos vivido aquí. Ha llegado de un modo explosivo y además en una población en la que más del 90% son jóvenes de 15, 25 o 30 años. Es una ola explosiva, como si fuera el Angliru. Nunca hemos trabajado con este nivel de incertidumbre», dice la coordinadora de Programas Covid y jefa del equipo de rastreadores de la Consejería de Salud, María José Villanueva, para explicar la inmensa carga de trabajo que tienen encima. Desde que la rampa de subida de esta nueva ola se verticalizó hacia arriba, sobre todo en el tramo de 15 a 30 años, se les acumulan miles y miles de positivos y contactos estrechos, unos en aislamiento y otros en cuarentenas de 10 días.

Al menos esa es la recomendación que reciben de los 170 rastreadores que, ahora mismo, forman un equipo que ha tenido que ir adaptándose a las diferentes olas de esta pandemia. La de ahora es tan diferente a las demás porque, tras meses con una cifra de contagios diarios que rondaba el medio centenar, se ha pasado de repente a tener que lidiar con medio millar cada día.

Primer obstáculo: la explosión

La curva del coronavirus empezó a subir de repente el pasado 29 de junio en Asturias, cuando se detectaron 141 nuevos positivos en un mismo día. Desde entonces y hasta esta semana, se han acumulado casi 10.000 nuevos positivos.