El resquicio legal con el que jubilados asturianos pueden incrementar su pensión hasta en 200 euros mensuales

Marcos Gutiérrez

ASTURIAS

María Pedreda

El complemento de maternidad para hombres ya suma varias sentencias en Asturias. «Me extraña que no haya colas en los despachos de los abogados, porque hasta ahora están saliendo cientos de sentencias todas estimativas», afirma un letrado

01 ago 2021 . Actualizado a las 23:50 h.

Hace apenas unos días se hacía pública una sentencia por la cual el Juzgado de lo Social Número 6 de Oviedo reconocía que un jubilado de Avilés tenía derecho a ver mejorada su pensión en un 5% y percibir el complemento de maternidad por el cuidado de dos hijos. La de este hombre es una de las primeras sentencias confirmatorias de este tipo en la región. Sin embargo, expertos y letrados coinciden en que en Asturias hay un importante nicho de jubilados con derecho a reclamar esta compensación que, por desconocimiento u otras razones, no lo están haciendo. «Me extraña que no haya colas en los despachos de los abogados, porque hasta ahora están saliendo todas estimativas», comenta el letrado José Antonio Landa. La cantidad que se puede conseguir puede alcanzar los 200 euros mensuales de incremento en la pensión. Hasta la fecha se han dado «cientos de sentencias confirmatorias».

Probablemente la que se considera que es la primera sentencia de este tipo en el Principado tuvo lugar hace ya un año. José Antonio Landa es abogado del CSIF y consiguió en 2020 que un padre de dos hijos jubilado de Mieres, Jesús Agustín Gil Valdés, pudiera cobrar el plus de maternidad.

El 1 de enero de 2016 el Gobierno estableció un plus a las parejas para intentar paliar hasta cierto punto la pérdida demográfica. Para ello en caso de cuidado de hijos incentiva a la mujer, pero no al varón. Asimismo, en opinión de los letrados, posterga al derecho comunitario. El germen de la reclamación pionera en el Principado surge, precisamente, a partir de «una sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea del 12 de diciembre de 2019». «A raíz de eso me llegó la información y en enero pusimos la primera demanda», explica Landa. Resalta que «llevan un proceso que pasa, en primer lugar, por hacer la reclamación a la Seguridad Social, que te dice que no, y a partir de ahí tienes abierta la opción de los juzgados».