Carreño: «El apoyo recibido ha sido increíble. Me han llegado un millón de mensajes de Gijón, Asturias y toda España»

Marcos Gutiérrez GIJÓN

ASTURIAS

El tenista gijonés Pablo Carreño
El tenista gijonés Pablo Carreño EFE | Kai Försterling

El tenista gijonés descansa unos días con su familia antes de viajar a EEUU: «La temporada sigue y hay que volver a ponerse a tope para llegar al Top 10»

04 ago 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Pablo Carreño ya se encuentra en España. Llegó el lunes al aeropuerto de El Prat, en Barcelona, portando orgulloso la medalla de bronce que consiguió en su partido contra Novak Djokovic. Una presea que vale por una de oro y que el gijonés valora como un verdadero «triunfo» en su carrera. Tratando de recargar las baterías todo lo posible antes de volver a poner en marcha la maquinaria para la gira americana de la ATP, Carreño le ha robado unos minutos a su propio descanso para charlar con La Voz de Asturias acerca de una victoria que empieza a asimilar poco a poco.

El tenista gijonés lamenta que no va a poder visitar Asturias, al menos de momento, ya que «la semana que viene hay que viajar a Estados Unidos y toca entrenar». Reconoce que aún no le ha dado tiempo a procesar la victoria en el partido contra el número 1 del mundo. «Yo creo que todavía no soy muy consciente. Llegué el lunes a Barcelona por la tarde-noche, estaban mis padres por ahí y había un montón de medios de comunicación, algo no demasiado habitual y que muestra que es algo muy importante lo que he conseguido», admite.

Lo que, no obstante, tiene muy presente es que la medalla supone «un hito y un triunfo muy importante en mi carrera». Ahora tiene por delante «un par de días de descanso, también para intentar recuperarme física y mentalmente y disfrutar de la familia». Precisamente el apoyo de su entorno y el cariño recibido desde Asturias en la distancia han tenido una importancia capital en la manera en la que Carreño se ha desenvuelto en los juegos. Un ánimo que ha notado de manera clara y rotunda. «Sí, claro que lo he recibido. Me han llegado un millón de mensajes de Gijón, Asturias y toda España», recalca.