Unas cien personas anuales pedirán la eutanasia en Asturias, afirman desde Derecho a una Muerte Digna

Marcos Gutiérrez ASTURIAS

ASTURIAS

Miembros de la asociación Derecho a Morir Dignamente se concentran en la Puerta del Sol a favor de la aprobación de la ley de eutanasia en el Congreso
Miembros de la asociación Derecho a Morir Dignamente se concentran en la Puerta del Sol a favor de la aprobación de la ley de eutanasia en el Congreso EFE | Chema Moya

El colectivo alerta de la escasa difusión pública del testamento vital y reclama que se ponga en marcha el observatorio que regula las peticiones

30 ago 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

El procedimiento para gestionar las solicitudes de aplicación de la eutanasia en el Principado y el resto de España está regulado por la Ley Orgánica 3/2021, de 24 de marzo. Es efectivo desde el pasado 24 de junio pero, al igual que con otros muchos parámetros y cuestiones que dependen de la administración, la pandemia lo ha trastocado.

Fernanda del Castillo, presidenta de Derecho a una Muerte Digna en Asturias, destaca que en los primeros años de vigencia en el Principado las solicitudes para una muerte digna representarán en torno al «1% del total de las defunciones», si bien esas cifras no se alcanzarán «ni este año ni el que viene». Insiste en que «en los primeros años unas cien personas anuales» pedirán la aplicación de la eutanasia, si bien «ahora por la situación en la que estamos no hay difusión aún». Y es que, a su juicio,  «muchas personas no conocen este derecho», algo que se irá logrando, poco a poco, «según se vaya normalizando y los profesionales sanitarios no lo vean como algo terrorífico».

Desde Derecho a una Muerte Digna en Asturias reconocen que «están aumentando las llamadas para pedir información», por parte de «personas en final de vida que quieren tener más datos, disponer de un ‘plan b’ y conocer cuáles son los pasos». También responden a «muchas llamadas para conocer más sobre el testamento vital». En torno a esta cuestión sí que admite que se está generando «algún problema».