Todas las Vías Verdes de Asturias: historia, recorrido, cómo llegar

Nel Oliveira
Nel Oliveira REDACCIÓN

ASTURIAS

Vía Verde de La Camocha
Vía Verde de La Camocha Ayuntamiento de Gijón

El Principado cuenta con nueve trazados de ferrocarril en desuso, reutilizados como rutas a pie o bicicleta y accesibles para todos los públicos

04 sep 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

El Principado de Asturias cuenta con un total de nueve Vías Verdes (V.V.). Estos espacios son antiguos trazados de ferrocarril que a día de hoy se encuentran en desuso, pero han sido reutilizados como rutas no motorizadas a pie o bicicleta, accesibles para todo tipo de públicos. Estas infraestructuras constituyen un medio atractivo y sostenible para que la ciudadanía disfrute del entorno natural y de un rico patrimonio ferroviario. Facilitan la práctica de un ocio activo y saludable y promueven en la sociedad un cambio de mentalidad a favor de la movilidad activa y sostenible. Su diseño aprovecha las ventajas de los trazados ferroviarios sobre los que discurren, ofreciendo una máxima comodidad en su recorrido y garantizando la accesibilidad a personas con movilidad reducida. Además, la restricción del tráfico motorizado les proporciona un elevado nivel de seguridad.

V.V. de La Camocha

Este itinerario de 7,5 kilómetros une la mina de La Camocha y el barrio de Los Campomanes, en Gijón. Tras el cierre del ferrocarril, y más de una década de abandono, el Ayuntamiento de Gijón asumió la recuperación de este trazado como una nueva Vía Verde, una de las pioneras en España.

El ferrocarril de Veriña a La Camocha fue construido para dar salida a la producción del rico coto hullero que se explotaba en esta zona gijonesa y que ofrecía problemas de transporte a pesar de su óptima ubicación respecto al puerto del Musel. La situación se hizo crítica en la posguerra ante la falta de recursos para el tráfico por carretera y la fortísima demanda de carbón, circunstancias que obligaron a plantear la solución ferroviaria. Por esto, la Sociedad Felgueroso, propietaria del pozo La Camocha, solicitó en 1942 la concesión de un ferrocarril industrial en ancho ibérico, que llevara el mineral al puerto. En servicio desde 1949 hasta 1986, a lo largo de sus casi nueve kilómetros de trazado se transportaron toneladas de carbón hasta que se trasvasó este tráfico a la carretera.