Santa María del Puerto, en Somiedo, Pueblo Ejemplar de Asturias 2021

Luis Fernández
L.f. REDACCIÓN

ASTURIAS

Vecinos de Santa María del Puerto celebran el premio al pueblo ejemplar
Vecinos de Santa María del Puerto celebran el premio al pueblo ejemplar Eloy Alonso

El jurado destaca que la localidad «encarna el modelo de pueblo de montaña que ha sabido adaptarse a los nuevos tiempos, incluso abandonando uno de los rasgos identitarios de la cultura de los vaqueiros de alzada, como es la trashumancia»

02 sep 2021 . Actualizado a las 17:45 h.

Santa María del Puerto (Somiedo) ha sido galardonado con el Premio al Pueblo Ejemplar de Asturias 2021, según hizo público hoy en Oviedo el jurado encargado de su concesión.

El jurado ha concedido el galardón a El Puerto porque «encarna el modelo de pueblo de montaña que ha sabido adaptarse a los nuevos tiempos, incluso abandonando uno de los rasgos identitarios de la cultura de los vaqueiros de alzada, como es la trashumancia. Esto ha favorecido la creación y mantenimiento de paisaje, una actividad ganadera importante y la permanencia de parejas jóvenes, asegurando de ese modo el relevo generacional de esta comunidad».

El pueblo de Santa María del Puerto, perteneciente al concejo de Somiedo, está situado en el límite con León, a 1.486 metros de altitud, lo que hace que las condiciones de vida de sus habitantes sean «muy duras, sobre todo en invierno», explican desde La Fundación Princesa. La historia de El Puerto como pueblo se remonta al siglo XIV, ligada a los vaqueiros de alzada y al desarrollo de la ganadería. En esa época los vaqueiros empezaron a practicar la trashumancia para criar ganado entre los pastos de El Puerto, que en su mayoría eran propiedad de los monasterios, y los pastos bajos, en Belmonte y Salas, principalmente. Tras el paso de las praderías a la nobleza y las grandes familias en el siglo XV, los vaqueiros de El Puerto iniciaron una lucha para hacerse con su propiedad, conocida como Revolución de los Cercados, por el cerramiento de parcelas que llevaron a cabo, visible aún en la actualidad, y que permitió su consolidación como pueblo. Utilizaron los pastos alejados como espacios comunales para el ganado regidos por una junta vecinal y los cercados para recoger hierba y realizar plantaciones.