Las enfermeras denuncian un «cierre encubierto» de urgencias al dejarlas solas en áreas rurales

La Voz OVIEDO

ASTURIAS

Las enfermeras del hospital Carmen y Severo Ochoa de Cangas del Narcea (Asturias), Lorena Bobes (i) y Vanesa Llanos (d), que forman parte de uno de los dos equipos de vacunación individualizada en domicilio de grandes dependientes y sus cuidadores, se preparan para vacunar contra covid-19 en el comedor de un restaurante del pueblo de Las Mestas, en Cangas del Narcea
Las enfermeras del hospital Carmen y Severo Ochoa de Cangas del Narcea (Asturias), Lorena Bobes (i) y Vanesa Llanos (d), que forman parte de uno de los dos equipos de vacunación individualizada en domicilio de grandes dependientes y sus cuidadores, se preparan para vacunar contra covid-19 en el comedor de un restaurante del pueblo de Las Mestas, en Cangas del Narcea J.L.Cereijido

Desde el sindicato Satse apuntan que esta atención debe realizarse en equipo junto con un médico y piden al SESPA  que cierren esos centros si no cuentan con el personal facultativo necesario

06 sep 2021 . Actualizado a las 12:44 h.

El Sindicato de Enfermería ha denunciado este lunes que enfermeros del Servicio de Atención Continuada (SAC) del Principado de Asturias se ven obligados a enfrentarse en solitario a las urgencias de Primaria cuando se trata de una atención que debe realizarse en equipo junto con un médico.

SATSE Asturias alerta de que se trata de un cierre encubierto de estos servicios de urgencias, con consecuencias negativas para el usuario y también para los profesionales de Enfermería afectados, denuncia esta organización sindical en un comunicado.

La situación es especialmente preocupante en el área rural, por la lejanía de estos centros a los hospitales y otros dispositivos de urgencias y por el hecho de que en estos casos la enfermera suele estar completamente sola en el centro de salud.