El arzobispo de Oviedo siembra otra polémica: «Ya quisiera que niños abortados o ancianos eutanasiados tuvieran la protección de los toros»

La Voz REDACCIÓN

ASTURIAS

El presidente del Principado de Asturias, Adrián Barbón (i), junto al arzobispo Sanz Montes (d) durante la eucaristía con motivo de la festividad del Día de Asturias, este miércoles en la basílica de Covadonga
El presidente del Principado de Asturias, Adrián Barbón (i), junto al arzobispo Sanz Montes (d) durante la eucaristía con motivo de la festividad del Día de Asturias, este miércoles en la basílica de Covadonga EFE | Eloy Alonso

Jesús Sanz Montes ha ofrecido una homilía en la misa celebrada en honor a la Virgen de Covadonga, ante la presencia de Adrián Barbón y otros representantes institucionales

08 sep 2021 . Actualizado a las 17:44 h.

El arzobispo de Oviedo, Jesús Sanz Montes, ha reivindicado este miércoles el Día de la Santina de Covadonga como la celebración vinculada al Día de Asturias, que se conmemora este 8 de septiembre. «Ya quisiera yo que niños abortados o ancianos y enfermos eutanasiados sin paliativos tuvieran la legislación protectora que se les brinda a los toros. Mal asunto cuando la estocada se da en el seno materno, o cuando en el dolor terminal se da la puntilla al enfermo; esto es otra corrida subvencionada», ha dicho durante su homilía en la misa celebrada en honor a la Virgen de Covadonga en la Basílica del Real Sitio, sembrando así una nueva polémica ante la presencia del presidente del Principado, Adrián Barbón, y otros representantes institucionales.

«Esta es la fecha que pacífica y agradecidamente celebramos en Asturias desde hace tantos años. Suben los voladores detonando en los cielos su chispa de alegría, se escancia la sidrina para tomar los culines de la fraterna amistad, y venimos en romería a este querido Santuario, verdadero corazón de todo lo que significa y es esta Asturias, patria querida», ha apuntado.

Sanz Montes ha incidido en que este es «el día en el que Asturias celebra su fiesta, coincidiendo con convocatoria entrañable en torno a nuestra querida Santina de Covadonga en este día de su festejo cristiano y social». El arzobispo, que ha aprovechado para recordar a las personas afectadas por el coronavirus, ha remarcado que en este inicio del curso la pandemia «sigue llamando a la prudencia y a la responsabilidad en este pulso que ha puesto en jaque tantas cosas, pero que en Asturias apunta maneras por la gestión que está haciendo nuestro gobierno regional y la generosa colaboración ciudadana».