«Si se ataca la confianza en las vacunas con fines políticos puede haber consecuencias muy negativas»

ASTURIAS

Mónica Martínez Bravo
Mónica Martínez Bravo

Mónica Martínez Bravo ha sido galardonada con el Premio Fundación Banco Sabadell a la Investigación Económica 2021 que se entrega este jueves en Oviedo

16 sep 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Mónica Martínez Bravo (Barcelona, 1982), ha sido galardonada con el Premio Fundación Banco Sabadell a la Investigación Económica correspondiente a 2021; un premio que recibirá en acto que tendrá lugar este jueves a las 19.00 horas en la sede de la Oficina Principal de Sabadell Herrero de Oviedo. El reconocimiento le ha llegado por múltiples trabajos, muchos relacionados con el análisis de los factores que determinan el grado de éxito o fracaso de los procesos de transición democrática; pero también al estudio de cómo se producen los procesos de descrédito de las campañas de vacunación o sobre el desigual impacto de la pandemia en España en función de la renta de los hogares.

-El estudio de la resistencia a las vacunas en Pakistán es toda una historia con talibanes, Bin Laden y la CIA ¿qué ocurrió?

-Esta investigación surge incluso antes de la pandemia del covid, nos preocupaba mucho la falta de confianza en las vacunas y lo que no había es mucha evidencia científica rigurosa sobre cómo información que puede desacreditar, generar ciertas sombras sobre las vacunas, puede generar efectos perversos en que la gente desconfíe más. Un caso muy conocido es un artículo que relacionó falsamente el autismo con la vacuna contra el sarampión. Nosotros estudiamos una serie de eventos que pasaron en Pakistán que desacreditaron las vacunas. En concreto lo que pasó es que cuando la CIA tuvo información de que Bin Laden se escondía en esta zona de Pakistán, antes de entrar para capturarlo, querían una prueba definitiva y se les ocurrió la idea de infiltrar en una campaña de vacunación a personas que estaban trabajando para la CIA con el objetivo de intentar obtener ADN de los niños que estaban en el edificio donde se escondía Bin Laden. Esta estrategia de espionaje no está claro si funcionó o no, lo relevante es que un medio del Reino Unido, The Guardian, publicó la noticia y en Pakistán tuvo un efecto perverso porque los talibanes utilizaron esta información para desacreditar las vacunas, le decían a la gente que no se fiara de los que venía a vacunar a sus hijos porque podrían ser espías. Lo que observamos, usando datos rigurosos de tasas de vacunación a nivel infantil, es cuando se difunde esa información bajan las ganas de vacunarse y un aumento en los casos de poliomielitis, que es una enfermedad grave. El mensaje relevante para el diseño de políticas públicas es que la confianza en las vacunas se tiene que proteger como oro en paño y no mezclarlas con otros objetivos, porque la confianza se puede romper muy fácilmente con consecuencias dramáticas.