El porqué de la escasez de olas en las playas asturianas: «Fue el peor verano en 40 años»

Nel Oliveira
Nel Oliveira REDACCIÓN

ASTURIAS

Surf en Asturias.Surf en Asturias
Surf en Asturias

Escuelas de surf hacen balance de una temporada estival marcada por la tranquilidad marítima en el Cantábrico

20 sep 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

«Fue el peor verano que recuerdo en 40 años que llevo haciendo surf». Habla Lucas García, responsable de la escuela de surf a la que da nombre y que lleva activa en Salinas, Castrillón, desde 1974. A la vera del otoño hace balance de la temporada estival, marcada en el litoral Cantábrico por una extraña tranquilidad marítima. «Comparado con el año pasado, la diferencia es muchísima. Hubo muchas semanas que directamente no hubo olas», asegura por su parte Ludmila Kaul, de la escuela Surfcamp Las Dunas.

La meteorología no acompañó al verano asturiano. A la escasez de días playeros se sumó la falta de olas en las principales playas de la región. Y esto se debe a que el sistema de altas presiones ha estado muy debilitado durante buen parte del período estival, sobre todo en la última quincena de junio y todo el mes de julio. Esta atípica configuración meteorológica generó la pérdida de circulación del aire. La debilidad del anticiclón de las Azores también se tradujo en una escasez total de mar viento y de fondo. Como consecuencia, las olas desaparecieron de la costa asturiana.

Esta escasez perjudicó a las escuelas de surf asturianas, que con varias reservas pagadas tuvieron que reorganizarse sobre la marcha. «Nos sorprendió bastante, así que tuvimos que cambiar las actividades porque no pudieron surfear. Hicimos excursiones por Asturias, el Descenso del Sella…», explica Ludmila Kaul. Por otro lado, el responsable de la escuela de surf Lucas García, asegura que respecto a las clases de iniciación fue una situación muy cómoda por la ausencia de corrientes: «Para la gente que empieza estuvo bien, pero las clases de perfeccionamiento se tuvieron que suspender», ya que según apunta García «son gente que buscan unas condiciones de mar determinadas».