Alsa y los Cosmen quieren crear un gigante del transporte en Reino Unido

Juan M. Arribas

ASTURIAS

El presidente de Alsa, Jacobo Cosmen Adelaida
El presidente de Alsa, Jacobo Cosmen Adelaida Alberto Morante

La familia asturiana propone la fusión de National Express con Stagecoach, su rival

21 sep 2021 . Actualizado a las 12:23 h.

La familia Cosmen, los dueños de Alsa y primeros socios de la británica National Express, planean una nueva operación para crear un gigante del transporte en Reino Unido. La familia asturiana está en conversaciones para comprar la empresa Stagecoach, su competidor. La fusión se produce tras los efectos que ha dejado la pandemia en el sector del transporte y con el objetivo de superar la crisis. La empresa resultante contaría con 36.000 autobuses, estaría liderada por ejecutivos españoles y Alsa sería uno de sus grandes activos.

Stagecoach, propietaria del proveedor de autobuses de bajo coste Megabus, tiene 24.000 empleados y una flota de 8.400 vehículos. Se da la circunstancia de que en 2009 intentó una adquisición total de National Express, pero el grupo de Birmingham, entonces muy endeudado, rechazó la oferta. Stagecoach tiene como Alsa una historia humilde detrás, aunque no de tan largo recorrido. Sus fundadores pusieron en marcha empresa en 1980 con dos autobuses de segunda mano y siguen siendo propietarios del 25% del grupo. La operación dejaría en sus arcas unos 130 millones de libras de acciones de National Express. El presidente de Stagecoach, Ray O'Toole, presidiría el grupo resultante, mientras que el director ejecutivo de National Express, Ignacio Garat, seguiría siendo el principal ejecutivo.

La operación uniría a National Express, propietaria de la mayor flota de autocares del Reino Unido con el operador de más de una cuarta parte de los autobuses del país. National Express está valorada en unos 1.750 millones de euros, pero sus acciones se han visto reducidas a la mitad por la pandemia, que ha afectado al número de pasajeros de ambas compañías.