El relevante consejo desde Asturias para evitar la nube tóxica del volcán de La Palma

La Voz

ASTURIAS

Una mujer observa el volcán
Una mujer observa el volcán Carlos de Saa

23 sep 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

El dióxido de azufre (SO2) de la erupción volcánica en la isla de La Palma puede provocar, en altas concentraciones, irritaciones en las mucosas, lagrimeo, inflamaciones pulmonares o incluso bronquitis, alveolitis y neumolitis, advierten desde la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica. Según estos expertos, al tratarse de un gas no hay ninguna mascarilla al alcance de la población que proteja del dióxido de azufre, que es muy irritante, aunque lo cierto es que las mascarillas sí protegerían de otras partículas como las cenizas que emite el volcán.

La doctora del Servicio de Neumología del HUCA y responsable del área de Medio Ambiente de la Separ, Cristina Martínez, ha lanzado un relevante consejo a la población: deben tener especial atención y cuidado los pacientes cardiovasculares crónicos, los asmáticos y los que padezcan enfermedades pulmonares, además de los ancianos y bebés.

En los casos más graves, este tipo de gases pueden llegar a provocar broncoespasmos. «Pedimos que solo se exponga el personal indispensable y siempre con medidas de protección, y con vestimentas que se puedan quitar antes de llegar a casa», explica la doctora del HUCA.