Mabel Lozano: «Todos los niños llevan un pequeño cine porno en su bolsillo»

Marcos Gutiérrez ASTURIAS

ASTURIAS

Mabel Lozano
Mabel Lozano

La cineasta y activista alerta de los riesgos de la prostitución 2.0, así como de la banalización de la trata y la prostitución en un país como España, en el que «un 38% de hombres reconocen ser consumidores de sexo de pago»

05 oct 2021 . Actualizado a las 22:21 h.

Mabel Lozano (Villaluenga de la Sagra, Toledo, 1967) ha participado en Gijón, en el Centro de Cultura Antiguo Instituto, en la tertulia feminista Les Comadres. Su conferencia, PornoXplotación, lleva el mismo nombre que su último libro (Alrevés, 2021). La cineasta y Comadre de Oro de este año es también la autora del corto premiado con el Goya 2021 Biografía del cadáver de una mujer. Cuenta la historia real de Yamiled Giraldo Quintero, una mujer que fue asesinada a tiros en plena calle delante de su hijo, que tenía entonces 13 años. Fueron condenadas cinco personas por este crimen, entre ellas el proxeneta al que Yamiled denunció y que ordenó su muerte. Desde hace casi dos décadas esta autora se ha entregado en cuerpo y alma a la defensa de los derechos de las mujeres, así como a denunciar la explotación y esclavitud sexual. Cree que, pese a que la prostitución tradicional no va a desaparecer, es de las fronteras digitales de «donde vamos a tener que rescatar a mujeres y niñas» de manera creciente en los próximos años. Lamenta que «como país, sociedad y estado no somos capaces de proteger» a estas mujeres de sus captores y, como en el caso de Yamiled Giraldo, también asesinos. Y deja para la reflexión un desasosegante dato que muestra que «un 38% de hombres reconocen ser consumidores de sexo de pago» en España.

 -Su conferencia lleva por título PornoXplotación, que es como se llama su nuevo libro, ¿de qué trata?

-Mi ponencia tiene dos partes. Por un lado vamos a proyectar Biografía del cadáver de una mujer, por lo que vamos a hablar de trata y prostitución. Luego vamos a migrar a las fronteras digitales, para hablar de la prostitución 2.0. La prostitución normal está migrando a la web. La pornografía en vivo no es otra cosa que prostitución 2.0. Es un fenómeno que a priori se presenta como inocuo y en realidad es algo turbio, que deja víctimas a un lado y otro de la pantalla. Todos los niños, con el móvil o el iPhone desde que son muy jovencitos, llevan un pequeño cine porno en su bolsillo y nadie les ha creado un pensamiento crítico con respecto a la pornografía, que no tiene nada que ver con la sexualidad. La pornografía siempre ha existido, pero nunca había sido tan violenta. De hecho, se ritualiza en las calles, en las manadas y el sexo grupal. Por otro lado, la pornografía necesita lo mismo que la prostitución: víctimas. Mujeres y niñas muy jóvenes a las que se les capta ofreciéndoles una alternativa, una oportunidad para la que no necesitan herramientas y con la que van a ganar mucho dinero. Entonces se ve como una posible salida laboral.

-¿Por qué la pornografía es hoy tan agresiva y degradante para la mujer?

-Eso es una involución porque no solo es agresiva, también misógina, violenta…  se ha convertido en eso y piensan que es lo que vende y lo que se busca. Ten en cuenta que ahora mismo uno de los vídeos de pornografía más buscados es la violación a una joven en un bosque. En esa situación estamos. El problema es la falta de educación sexual de los chavales. Nadie les habla en sus casas de sexualidad, más allá de la propia biología y del «te vas a quedar embarazada o no. Creo que hay un problema de base. La pornografía es muy agresiva, muy accesible y muy adictiva. Tanto como consumir cocaína.