Más de la mitad de las casas que se compran en Asturias se pagan a tocateja

Luis Fernández
Luis Fernández REDACCIÓN

ASTURIAS

María Pedreda

El precio medio por metro cuadrado de la hipoteca supera los 1.100 euros en la comunidad autónoma

13 oct 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

España tiene un problema de acceso a la vivienda y el Gobierno central ultima una ley para tratar de corregir la situación. En Asturias la problemática no es tan grave como en otras partes del país y los precios, principalmente los del alquiler, han subido de forma más moderada en los últimos años. Sin embargo, en este contexto de dificultades hay un dato que llama la atención: más de la mitad de las viviendas que se compran en el Principado se pagan a tocateja, sin necesidad de solicitar un crédito. Los datos del Consejo General del Notariado evidencian que cada vez más personas optan por esta opción.

Las cifras de los notarios recogen que en 2020, en plena pandemia, se vendieron en Asturias 10.249 viviendas. De ellas, la misma estadística detalla que solo se pidió un préstamo para pagar 4.909 de ellas. Es decir, el 48%, mientras que las otras se abonaron a tocateja. El dato es significativo, pero lo es todavía más la evolución de los últimos años, ya que cada vez son más las personas que prefieren esperar a tener dinero suficiente para comprar su casa en vez de hipotecarse. Según los notarios, en 2017 el 49% de las casas que se compraron fueron con préstamos. Una década antes, en 2007 -primer año del que se tienen estadísticas- ese porcentaje suponía el 56,5%.

El análisis de la estadística de los notarios deja más curiosidades. En primer lugar, la gran diferencia que existe en cuanto a la modalidad de pago entre Asturias y el conjunto de España. Mientras que en el Principado el 52% paga la vivienda al contado, la media del país es de solo el 32% (490.140 operaciones y 336.537 hipotecas). Además, y a pesar de la incertidumbre generada por la pandemia, 2020 fue el año en el que se vendieron más casas en Asturias de la última década. Hay que remontarse a 2010, según los datos del Consejo General del Notariado, para que se superen las 10.249 operaciones del año pasado. En 2010 fueron 11.887.