Rossi: «La tecnología de ARNm será claramente importante en la lucha contra el cáncer»

ASTURIAS

El científico canadiense Derrick Rossi, premio Princesa de Asturias de Investigación Científica y Técnica 2021
El científico canadiense Derrick Rossi, premio Princesa de Asturias de Investigación Científica y Técnica 2021 CONVELO THERAPEUTICS

El biólogo Derrick Rossi, fundador de la compañía farmacéutica Moderna, habla sobre el futuro de las nuevas terapias basadas en ARN mensajero, una investigación con la que ha ganado junto a otros seis científicos el premio Princesa de Investigación Científica y Técnica 2021.

17 oct 2021 . Actualizado a las 10:54 h.

Derrick Rossi (Toronto, 1966) se licenció en Genética Médica y Molecular en la Universidad de Toronto y obtuvo su doctorado en la Universidad de Helsinki (Finlandia) en 2003. Se formó como becario postdoctoral en la Universidad de Stanford de 2003 a 2007 y ocupó diferentes puestos en la Facultad de Medicina de Harvard y en el Instituto de Células Madre de esta misma universidad. En 2010 fundó la empresa de biotecnología Moderna, que generó una de las primeras vacunas contra la covid-19, para explotar su descubrimiento sobre la capacidad de transformar y reprogramar células madre pluripotentes gracias a tecnologías basadas en el ARNm. Su brillante carrera no ha parado de crecer desde entonces.

-La covid-19 ha acelerado el proceso de investigación que ya llevaba años en marcha. Sin embargo, ¿cómo fue posible obtener vacunas efectivas en tan poco tiempo?

-La tecnología de ARNm ya había estado en desarrollo durante 10 años antes del brote de SARS-CoV2. Moderna, la compañía que fundé en 2021, ya había realizado múltiples estudios clínicos con diferentes programas, incluidos varios programas de vacunación contra el virus Zika y cepas mortales de influenza, entre otros. Los datos de esos estudios mostraron que la tecnología era segura y efectiva. Así, cuando surgió el SARS-CoV2 había una vastos cantidad de datos y estudios clínicos que ya mostraban la eficacia del enfoque de ARNm, y esto dio a empresas como Moderna y BionTech, así como a los reguladores como la FDA, la confianza en que una vacuna contra el SARS-Cov2.