El tercer asalto de Podemos Asturies

L.O.

ASTURIAS

Las claves de las candidaturas que competirán por la dirección, entre la repetición de Daniel Ripa y el regreso a la comunidad de Sofía Castañón

21 oct 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Todavía no hay un calendario fijado para la renovación de la dirección de Podemos Asturies, los plazos deben fijarse desde el Consejo Ciudadano de la formación, pero con un horizonte temporal que no puede traspasar el último trimestre del año. Con octubre ya entrando en su recta final, restan dos meses y en la pugna hay también dos candidatos que han comenzado a marcar sus posiciones: Daniel Ripa, actual secretario general, que confirmó el pasado domingo su intención, o al menos, su disposición a repetir en el cargo y con pocas horas de diferencia se confirmó, según fuentes de su entorno, que Sofía Castañón, diputada en el Congreso, trataría de disputárselo.

Podemos Asturies ha llegado al 2021 como una de las organizaciones más estables del entramado morado en el ámbito territorial autonómico, de las pocas que no sufrió severas crisis que sí afectaron al partido en otras comunidades desde el inicio de su andadura electoral. Y, sin embargo, no se ha librado de tensiones y renuncias, algunas muy sonadas dentro de su grupo parlamentario en la pasada y la presente legislatura. Pese a que también ha sido, y con notable diferencia, una de las demarcaciones territoriales más independientes y ajenas a las luchas de corrientes que sacudieron a Podemos estatal en sucesivos congresos, la asturiana se verá influida también por el reposicionamiento de estrategias y liderazgos que necesariamente surgirá tras la marcha de Pablo Iglesias y en función de cómo cuaje la poderosa pero aún naciente influencia de Yolanda Díaz.

A pesar de que la limitación de mandatos para los cargos electos en las instituciones fue una de las banderas fundamentales de Podemos en España y en Asturias en particular su primera legislatura en la Junta General, en el caso de que Daniel Ripa renovara como secretario general sumaría tres mandatos consecutivos, algo con muy pocos precedentes dentro de la formación (de hecho es el propio Pablo Iglesias el que marcó la premisa) y sería el dirigente autonómico que más tiempo lleva al frente de su organización. Ripa dirigía ya el partido en 2015 con la potente entrada en el parlamento asturiano de los morados con un cartel electoral al que ponía rostro Emilio León y que sumó 9 escaños. Mantuvo una relación mayormente feroz respecto al partido socialista (fue la última presidencia de Javier Fernández) y no pocos enfrentamientos con Izquierda Unida de Asturias, la federación, por cierto, que con más intensidad se resistió (hasta el presente) a unificarse con los morados.