Varapalo judicial al cartel de los camiones: Daimler deberá devolver 27.000 euros por sobrecostes en cuatro vehículos

Luis Fernández
Luis Fernández REDACCIÓN

ASTURIAS

La Audiencia Provincial revoca una sentencia del Juzgado de lo Mercantil número 1 de Oviedo y condena a la demandada al pago del 8% del precio de cada uno de los camiones objeto de litigio

21 oct 2021 . Actualizado a las 19:11 h.

En 2016 estalló lo que pasó a conocerse como el cartel de los camiones. Seis grandes multinacionales dedicadas a la fabricación de este tipo de vehículos -DAF, Daimler, Iveco, Volvo-Renault, Scania y MAN- fueron multadas por la Unión Europea por pactar precios y en ese momento se abrió la vía judicial a la reclamación de los particulares. Cinco años después, el escándalo sigue coleando y parece que va para largo. A pesar de que ya hay varias sentencias al respecto, la inmensa mayoría están recurridas y ninguna es firme. La última de ellas ha sido dictada por la Audiencia Provincial de Oviedo, que revoca otra del Juzgado de lo Mercantil número 1 y condena a Daimler a devolver más de 27.000 euros más los intereses legales a los propietarios de los camiones.

La sentencia del Juzgado de lo Mercantil concluía que «no solo no existe prueba del sobreprecio, sino que estimamos científicamente acreditado que no lo ha habido», pero la Audiencia Provincial desestima este argumento. Cita la jurisprudencia existente y hace referencia explícita a una sentencia de la Audiencia de Pontevedra y a otra de la de Valencia. En sus fundamentos de derecho, la Audiencia de Oviedo detalla que «estamos ante un cartel de larga duración (1997 a 2011), donde los implicados son empresas con un volumen de negocio elevado y que se ha extendido a toda Europa, habiendo tenido por objeto el intercambio de información en relación con las listas de precios brutos y la repercusión del sobrecoste de la emisión de gases». Añade, además que «de la propia Decisión -de la Comisión Europea- se deduce que se ha generado una clara distorsión en el mercado».

La sentencia de la Audiencia reconoce las dificultades para fijar la indemnización y hace referencia a que «estamos ante un mercado con características peculiares, siendo muchos los factores que deben tenerse en cuenta en la delimitación del sobrecoste». Menciona «la elasticidad de la demanda, la diversidad de descuentos y el margen de ventas de los distribuidores, que han de llevar a una estimación judicial del daño prudente».