James Rhodes: «Nunca voy a decir a un niño de 15 años que Beethoven vale más que Rosalía o Leiva»

Marcos Gutiérrez ASTURIAS

ASTURIAS

James Rhodes
James Rhodes

El pianista y escritor británico actúa el próximo viernes en La Laboral. «El primer concierto que di en España fue en Gijón hace unos años y ahora resulta que vuelvo y ¡coño, ya soy español!»

20 nov 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

James Edward Rhodes (Londres, 1975) es un pianista y escritor británico-español, que ha desarrollado una importante actividad de denuncia sobre los abusos sexuales en la infancia, algo que él mismo sufrió siendo niño. Desde 2017 reside en Madrid y hace un año el Gobierno le concedió la nacionalidad española por carta de naturaleza. Acaba de publicar, Made in Spain: Cómo un país cambió mi forma de ver la vida (2021, Plan B), una obra en la que describe la experiencia tras su cambio de residencia. El viernes 26 de noviembre actúa en el teatro de La Laboral dentro del marco del Gijón Sound Festival. Rhodes cree que «todo ha cambiado a mejor» para él desde su aterrizaje en nuestro país.

-¿Qué nos podremos encontrar en su concierto en Gijón?

-Un piano (ríe). Voy a tocar un programa de los grandes, como Beethoven, Brahms… para mí la música clásica siempre ha sido algo extraño, como un mundo lleno de reglas y clasicismo, en el que hay que aplaudir de la manera correcta… pero la verdad es que vivimos en un momento tan ruidoso, lleno de publicidad, con las redes sociales, polémicas, la prensa que el único sitio al que podemos ir ahora mismo para escapar de todo es la sala de conciertos. Para mí es algo muy íntimo. Estoy en el escenario tocando una pieza y antes voy a hablar durante tres o cuatro minutos acerca del autor o el contexto en el que se compuso lo que voy a tocar. Luego se apagan las luces y el auditorio se convierte en el único lugar en el que podemos cerrar los ojos, escapar de toda la mierda y descansar del estrés, para escuchar piezas compuestas hace doscientos años o más. Es algo muy inmersivo. La mayoría de mi audiencia son adolescentes, parejas que nunca han ido a un concierto de piano de Beethoven o Brahms… y eso es algo que me encanta y es súper importante ahora mismo.

-Para un músico como usted tuvo que ser duro que llegara el coronavirus y le impidiese la posibilidad de actuar. ¿Cómo ha vivido el confinamiento y las restricciones de la pandemia?