«Hay que cambiar la idea de que cuando las mujeres denuncian se les juzga a ellas y no a sus agresores»

María Fueyo / EFE

ASTURIAS

ELOY ALONSO

Asturias dispone junto a Madrid del único centro de crisis para una atención integral a víctimas de la violencia machista y recibe una media de 20 usuarias al mes

24 nov 2021 . Actualizado a las 10:52 h.

«Las acompañamos desde el minuto uno. Que sepan en todo momento lo que pueden hacer. Hay que cambiar esa idea de que cuando las mujeres van a denunciar se les juzga a ellas y no a sus agresores». Esa es la filosofía de los centros de crisis para atender a las víctimas de violencia sexual que el Gobierno quiere extender por toda España de aquí a 2023.

Hasta el momento, solo Asturias y Madrid cuentan con este tipo de dispositivos que prestan acompañamiento y asesoramiento adaptado a las necesidades y a los tiempos de las mujeres que acaban de sufrir una agresión sexual o aquellas que han sido víctimas en el pasado y que también proporcionan apoyo a familiares y a personas de su entorno.

Son servicios que prestan atención psicológica, jurídica y social -presencial, telefónica y online- todos los días y a todas horas con un único objetivo: ir de la mano con ellas en todo el proceso de reparación y no dejarlas solas.