La extraña sintomatología en un caso de covid persistente: «Se me empezaron a mover piezas dentales»

Dámaris Fernández Ponce REDACCIÓN

ASTURIAS

Montse Pérez, afectada por covid persistente
Montse Pérez, afectada por covid persistente

Montse Pérez, que se contagió del coronavirus en abril, tuvo que se someterse a una aparatosa cirugía para no perder su dentadura

08 dic 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

El covid persistente se está volviendo una realidad de la que cada vez se habla más. Cada persona presenta una sintomatología diferente, este es el caso de Montse Pérez, a la cual se le comenzaron a mover las piezas dentales. Su médico le dijo que nunca había visto nada igual. Tuvo que someterse a cuatro cirugías dentales y aun así actualmente «se me mueven dos». El proceso no fue sencillo, todo comenzó cuando se le inflamó la boca, para la que le recetaron corticoides y cuando le bajó la inflamación «se me empezaron a mover piezas dentales. Un día cepillando los dientes me cayó una muela, sin sangre». Como si nada.

Después de un estudio exhaustivo por parte de su dentista, el cual se dio cuenta de que se le movían once piezas más, perdió una segunda y tuvo que ser sometida a la primera cirugía que consistió en «levantarme por cuartos la boca, sanearla, suturarla y escayolar cada parte diez días». Después de pasar por todo eso y con un coste de 3.000 euros, sin ningún tipo de ayuda pública, todavía da las gracias, porque podía haber sido peor y «me podía haber quedado sin dentadura».

Sin embargo, este problema no fue el único de Montse, también le ocurrió algo parecido con las uñas de los pies y las manos: «Se me quedaron muy blandas, como si fueran papel, se doblaban» y entonces, se le fueron cayendo. Al igual que su pelo, en el que también notó una pérdida muy grande, por suerte, «tengo melena larga». Ahora, su mayor problemática es la rigidez en sus músculos, los dolores de cabeza continuos y el dolor muscular que sufre en todo el cuerpo.