Lista de espera para comprar un coche nuevo: los concesionarios asturianos pueden tener hasta 3.500 en cartera

Carmen Liedo REDACCIÓN

ASTURIAS

FACONAUTO

La falta de microchips, la escasez de otros componentes y las demoras del transporte constituyen «la tormenta perfecta» para que los pedidos se demoren entre 3 y 5 meses

18 dic 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Sin microchips no hay componentes electrónicos, y sin ellos las fábricas no pueden ensamblar los coches y ponerlos en el mercado. Pero a la crisis por desabastecimiento de esta tecnología se une ahora el desabastecimiento de otros componentes y las demoras del transporte, con lo que se ha formado «una tormenta perfecta» que desde el pasado mes de marzo está impactando sobre los consumidores, obligados a esperar más de lo habitual para recibir su vehículo nuevo. El problema es que, lejos de solucionarse, la situación se complica. Después de tantos meses, ya no hay modelos en stock para servir a los concesionarios, y los constructores no esperan que la situación mejore, en el mejor de los casos, hasta la segunda mitad del 2022, lo que agravará la demora en la entrega de vehículos nuevos.

Ante este panorama, muchos consumidores han optado por pasarse al mercado de ocasión, que ya se resiente también por la falta de unidades. Pero un coche nuevo siempre es un coche nuevo, y son muchos los que siguen apostando por armarse de paciencia y aguantar las demoras.

Desde Faconauto, la patronal española de concesionarios, aseguran que sus establecimientos asociados tienen en lista de espera más de 100.000 unidades que se servirán ya el próximo año y, según varios concesionarios asturianos, en la región puede haber hasta 3.500 unidades en cartera. La cifra contrasta con los 10.505 vehículos que se han podido entregar en los once primeros meses del año en los concesionarios de la comunidad.