Muere un motorista al chocar contra el murón de un tunel del Padrún

La Voz REDACCIÓN

ASTURIAS

Coche de la Guardia Civil de Tráfico
Coche de la Guardia Civil de Tráfico

Un joven de 26 años fallecía también tras volcar con su vehículo en Siero y cinco personas resultaron heridas en otros dos accidentes de tráfico

20 dic 2021 . Actualizado a las 12:45 h.

Asturias se vuelve a teñir de luto tras una jornada negra en sus carreteras con dos fallecidos en Oviedo y Siero, y cuatro heridos en Soto del Barco y otro en Vegadeo. El día de ayer comenzó de la peor manera posible, pues a primera hora de la madrugada se produjo el primero de los accidentes mortales. Un joven de 26 años fallecía tras volcar con su vehículo en San Miguel de la Barreda, Siero. El Centro de Coordinación de Emergencias recibió el aviso, pero una vez en la zona, los servicios sanitarios no pudieron hacer nada para salvar su vida. Horas más tardes, poco antes de las 19.00 horas, un motorista de Mieres y de 64 años perdía la vida en la autovía A-66, dentro de uno de los túneles del Padrún. El hombre por causas que por el momento se desconocen, perdió el control de la moto, se salió de la vía e impactó contra la pared del corredor, según informa TPA. La Guardia Civil de Tráfico se ha hecho cargo de la investigación para dictaminar las causas del siniestro.

Aunque no hubo que lamentar ninguna pérdida, cuatro personas, dos hombres y dos mujeres, resultaron heridos en una colisión entre dos turismos en la A-8, en el cruce con la AS-16, en Soto del Barco, según ha informado el SEPA. Tres de los heridos, dos varones y una mujer, han sido trasladados al Hospital San Agustín, mientras que otra mujer ha sido evacuada por la UVI Móvil al HUCA.

El Centro de Coordinación de Emergencias recibió el aviso a las 16.50 horas. En la llamada se informó de la colisión de dos turismos y de dos personas, una en cada vehículo, que no podían salir de los mismos. De inmediato se movilizó a tres efectivos de Bomberos del Servicio de Emergencias del Principado de Asturias (SEPA).  Una vez en la zona, el personal sanitario atendió a una de las mujeres que permanecían en el interior de un coche, mientras que los bomberos iniciaron las labores para excarcelar a otra herida que permanecía en otro coche, inmovilizándola y colocándole collarín y ferno-ked.