Un SMS para agilizar las bajas laborales por covid: así es el nuevo modelo que se pone en marcha en Asturias

La Voz REDACCION

ASTURIAS

Varios pacientes esperan en el exterior del centro de salud de La Ería en Oviedo, en una imagen de archivo
Varios pacientes esperan en el exterior del centro de salud de La Ería en Oviedo, en una imagen de archivo EFE | Alberto Morante

Los centros de salud quedan liberados de este trámite del que se encargarán los equipos de rastreo al llamar a las personas con una prueba positiva para recabar la información y la inspección del Sespa para su gestión

12 ene 2022 . Actualizado a las 20:43 h.

El Servicio de Salud del Principado (Sespa) pone en marcha desde hoy un nuevo procedimiento para la tramitación de las bajas y altas laborales para casos confirmados de covid-19 que evite el colapso de los centros de atención primaria que hasta ahora gestionaban estos trámites. Así, según ha explicado esta mañana la directora gerente del Sespa, Concepción Saavedra, a partir de hoy los equipos de inspección se encargarán de gestionar las bajas y las altas laborales a través del envío de SMS con el fin de agilizar los trámites y disminuir la carga burocrática de los centros de atención primaria.

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico.

Las personas con una prueba diagnóstica positiva no tendrán que ponerse en contacto con su centro de salud para estos trámites puesto que recibirán una llamada del equipo de rastreo en la que, entre otra información, se les preguntará si necesitan tramitar una baja laboral y, si es así, desde cuándo están aislados, cuál es su profesión y la empresa en la que trabajan. El equipo de rastreadores, con esa información, pondrá en marcha el trámite para que el equipo de inspección del Sespa reciba diariamente una relación de los casos confirmados con los datos identificativos para validar y tramitar tanto las bajas como las altas.

Por su parte, las personas trabajadoras que han dado positivo en covid recibirán un SMS de confirmación de que la gestión se ha realizado con éxito, indicándose también el día de baja y de alta laboral. En el caso de que las personas afectadas pertenezcan a mutualidades que precisen la realización de otros partes mediante el talonario específico, el servicio de inspección remitirá sus datos al centro de salud para su tramitación.

Asimismo, aquellos pacientes que precisen sus partes de baja y alta en formato papel, en un plazo de 48 a 72 horas podrán enviar a una persona autorizada a recogerlos en horario de mañana a la unidad administrativa de su centro de salud. 

Las bajas por covid son de siete días, pero en los casos que no cumplan los requisitos para el alta al séptimo día se podrá generar otra baja a partir del octavo, siempre y cuando sean pacientes identificados mediante labor de seguimiento clínico por parte del personal de los equipos de atención primaria.

«En este último mes estamos en un momento en el que la incidencia de covid es alta y ha supuesto que el número de pacientes que realmente están asintomáticos o con sintomatología leve también lo sea, pero precisamente por las instrucciones de Salud Pública tienen que estar en aislamiento en su domicilio y por tanto en baja laboral, y eso ha supuesto un aumento de la presión asistencial en atención primaria al ser donde tienen que acudir para tramitar la baja», ha explicado Saavedra tras la reunión la reunión telemática que hoy ha mantenido junto a los directores generales de Política y Planificación Sanitarias, Sergio Valles, y de Empleo y Formación, Pedro Fernández-Raigoso, con representantes de UGT, CC.OO, Fade y las cámaras de Comercio para explicar este modelo que se usará de forma transitoria para gestionar con mayor agilidad las bajas laborales por covid.

Según informa Efe, en Asturias se han detectado en los últimos cinco días más de 13.600 casos de covid-19 después de que el pasado mes de diciembre el número de nuevos contagios superara los 25.500. Según la Asociación de Mutuas de Accidentes de Trabajo, durante el último mes del pasado año casi 9.900 trabajadores estuvieron de baja laboral en Asturias, una cifra que supone un incremento del 720% respecto a noviembre.

De esta forma, sólo en diciembre se alcanzó prácticamente un tercio de todas las bajas acumuladas en los once primeros meses del año. Esta tendencia al alza ha continuado en lo que va de mes de enero al haberse contabilizado ya otras 9.000 bajas laborales, lo que según la Federación Asturiana de Empresarios (FADE) «afecta de manera esencial al funcionamiento de muchos servicios públicos y empresas».

La patronal, al igual que los sindicatos, ha celebrado el nuevo modelo de gestión de las bajas covid al considerar que «su alargamiento innecesario», debido a problemas burocráticos, «estaba agravando severamente el problema». FADE también ha vuelto a plantear la posibilidad de que la vacuna contra la covid también pueda administrarse en centros de trabajo que dispongan de servicio médico propio, siempre que el trabajador quiera vacunarse, para acelerar el proceso de inmunización.

Desde el ámbito sindical, el secretario general de UGT de Asturias, Javier Fernández Lanero, ha afirmado que el nuevo protocolo asumido por el Sespa representa una «medida positiva» porque el altísimo número de casos covid registrado en las últimas semanas está «llenando los centros de salud y saturando la atención telefónica» para la tramitación de las bajas.

A su juicio, la baja automática de siete días, prorrogable en caso de que un facultativo así lo considere, es adecuada si se tiene en cuenta que el 80 por ciento de los contagiados por la variante ómicron tiene síntomas leves.

Para el secretario general de CCOO de Industria, José Manuel Zapico, se trata de «una medida extraordinaria y excepcional para tiempos extraordinarios y excepcionales» que va a contribuir «a agilizar los plazos y a evitar el colapso de la atención primaria».

No obstante, ha hecho hincapié en que «el problema de fondo y estructural» que sufre la atención primaria es una falta de personal a la que la administración debe hacer frente.