Usama Bilal: «La obligatoriedad de mascarilla en exteriores es una medida inútil»

Carmen Liedo REDACCIÓN

ASTURIAS

El epidemiólogo, Usama Bilal
El epidemiólogo, Usama Bilal

El epidemiólogo asturiano advierte: «Si queremos tratar al covid-19 como la gripe, debemos primero aprender a tratar la gripe»

24 ene 2022 . Actualizado a las 13:24 h.

La distancia no ha impedido al asturiano Usama Bilal (Gijon, 1986), epidemiólogo y profesor en la Universidad Drexel (Filadelfia, EEUU), analizar y valorar la situación de la pandemia en Asturias y en España siempre que desde aquí los medios de comunicación nos hemos puesto en contacto con él por correo u otros medios telemáticos. Licenciado en Medicina por la Universidad de Oviedo, Máster en Salud Publica por la Universidad de Alcalá y Doctor en Epidemiología por la Universidad Johns Hopkins (Baltimore, EEUU), trabaja desde 2018 como docente de epidemiología y salud urbana en la Escuela de Salud Publica Dornsife de la Universidad Drexel, siempre dejando tiempo para sus investigaciones sobre las desigualdades sociales en salud, especialmente en zonas urbanas. En esta entrevista concedida a La Voz de Asturias, Bilal ofrece su punto de vista sobre la situación actual de la pandemia en nuestro país y los puntos flacos que ha habido, sin ir más allá, en la gestión de esta sexta ola, en la que imponer la obligatoriedad del uso de las mascarillas en exteriores lo considera una medida «inútil».

-Los expertos os habéis cansado de repetir que las vacunas contra el Covid-19 que se están inoculando actualmente no evitan el contagio. ¿Por qué se ha producido esta ola de coronavirus (para España la sexta ola) con tantísimos contagios?

-Si que protegen contra el contagio, lo podemos ver en la incidencia por edad en Asturias, que es mucho más alta en niños de 11 años, tasa vacunal bastante baja todavía, que en niños de 12 años, tasa vacunal muy alta. Pero esta efectividad no es tan buena como lo es para proteger contra enfermedad severa. Ahí es donde estas vacunas son muy buenas. Por lo tanto, ante una variante muy muy contagiosa, un levantamiento casi total de medidas, unas vacunas que tienen cierta efectividad para evitar el contagio, aunque no muy alta, y unas vacunas que tienen una efectividad muy alta para prevenir enfermedad severa, nos encontramos ante la situación actual: un numero de casos altísimo, un numero de casos severos,  hospitalizados y defunciones,  mucho menor que en otras oleadas.