Cómo un pesquero asturiano se camufló para contactar con el narcosubmarino

E.R. REDACCIÓN

ASTURIAS

Javier Romero, dentro del propio narcosubmarino
Javier Romero, dentro del propio narcosubmarino

El periodista Javier Romero publica «Operación Marea Negra», un exhaustivo libro donde se reconstruye toda la singladura y se traza un extenso perfil de los protagonista de esta suicida travesía

20 ene 2022 . Actualizado a las 11:00 h.

Colombia fue el origen; el Amazonas, el inicio del viaje; y Galicia, el destino improvisado del primer narcosubmarino transoceánico interceptado en Europa. Así puede resumirse la historia que el periodista de La Voz de Galicia Javier Romero refleja en su nueva novela Operación Marea Negra (Ediciones B). Un relato verídico de la travesía suicida que tres hombres emprendieron en octubre de 2019 para trasladar más de 3.000 kilos de cocaína y que acabó con la incautación del semisumergible Che, en una operación donde Asturias tuvo protagonismo.

Después de atravesar el océano Atlántico, superar tres temporales y numerosas averías, el narcosubmarino logró llegar a las costas gallegas tras casi cuatro semanas conviviendo con la inmundicia. «Más allá de las gestiones que se hacen para recoger la mercancía, el único intento constatado de que alguien salió al encuentro lo protagoniza Asturias. Un pesquero con puerto en el Principado se desplazó desde el Cantábrico para llegar a la Costa da Morte», afirma Javier Romero.

Bajo esta premisa, el periodista de La Voz de Galicia y especializado en la crónica del narcotráfico detalla que el pesquero asturiano ideó una singular táctica: navegar detrás de un gran buque para pasar desapercibido. Sin embargo, «como la Guardia Civil sabía de su existencia, se situaron en tal punto que cuando los vieron llegar, sobrevolaron sobre él, los encañonaron con un cañón de luz y estos dieron media vuelta», pormenoriza.