Asturias pendiente de confirmar cuatro casos sospechosos de ómicron silenciosa

La Voz OVIEDO

ASTURIAS

Técnicos sanitarios del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), trabajan en el interior de la cabina de seguridad del laboratorio de virología de este centro de referencia del Principado
Técnicos sanitarios del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), trabajan en el interior de la cabina de seguridad del laboratorio de virología de este centro de referencia del Principado J.L. Cereijido

Salud no descarta que se diagnostiquen más casos de esta subvariante, que pasa desapercibida porque no tiene tantas mutaciones como la variante clásica

31 ene 2022 . Actualizado a las 13:38 h.

La Consejería de Salud, que el pasado viernes confirmó el primer caso de Ómicron silenciosa en Asturias, el de una mujer de entre 40 y 50 años no vacunada que presentó síntomas leves de los que ya está recuperada, está pendiente de los resultados de laboratorio de otros cuatro personas sospechosas de haber contraído esta nueva variante.

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico.

Según el consejero de Salud, Pablo Fernández, se están secuenciando muestras de esos cuatro casos sospechosos de haberse contagiado con esta nueva variante sobre la que «hay bastante incertidumbre», aunque en los países en los que ha habido más casos se ha visto que «se transmite con más facilidad que la Ómicron, pero no se ve que tenga mayor gravedad».

El primer caso de Asturias fue detectado por la sección de Virología del Laboratorio de Microbiología del Hospital Universitario Central (HUCA) en una muestra de una PCR positiva de la paciente, que no presentaba las mutaciones habituales de la Ómicron clásica.

Este tipo de muestreo aleatorio es habitual del procedimiento de vigilancia y control de la covid para buscar variantes y linajes del SARS-COV-2, por lo que Salud no descarta que se diagnostiquen más casos de la conocida como Ómicron sigilosa (BA.2), que se denomina así al pasar desapercibida porque no tiene tantas mutaciones como la variante clásica (BA.1).

La Ómicron silenciosa se caracteriza epidemiológicamente por tener una mayor transmisibilidad y ser una infección de carácter leve, según ha explicado el coordinador de área asistencial de la Dirección General de Salud Pública del Principado, Mario Margolles.

Esta subvariante de Ómicron, que se diferencia del original en algunas mutaciones, incluida la proteína espiga, se ha extendido ya por unos 40 países, como Dinamarca, Reino Unido o India, motivo por el que la Organización Mundial de la Salud ha pedido que se vigile su desarrollo, informa Efe.