Empresas asturianas plantean paralizar su actividad y piden la puesta en marcha de nuevos Ertes

Juan M. Arribas

ASTURIAS

Central térmica
Central térmica PACO RODRÍGUEZ

La crisis energética golpea a la economía asturiana. Los sindicatos piden que los efectos de la invasión de Ucrania no afecte al poder adquisitivo de los trabajadores

09 mar 2022 . Actualizado a las 18:12 h.

Los efectos de la invasión de Ucrania ya se dejan sentir en la economía asturiana solo dos semanas después del inicio del conflicto bélico. La patronal asturiana ha pedido medidas extraordinarias y urgentes para frenar la emergencia energética ya que «la energía está llevando al límite a las empresas asturianas». La Fade asegura que un número importante de empresas se están planteando paralizar su actividad y exhorta a las administraciones públicas a tener previstas todas las posibilidades que ofrece la legislación vigente ante situaciones extraordinarias: desde los Ertes hasta los nuevos mecanismos de flexibilidad y estabilización del empleo.

Según la patronal, se trata de subidas que pueden alcanzar hasta un 800% anual, que comprometen la continuidad de buen número de empresas y de autónomos y que afectan a la competitividad de todos ellos. De hecho, a la Fade ya le constan no pocos casos de empresas que se están planteando paralizar su actividad. Además, la Federación Asturiana de Empresarios demanda la adopción de medidas extraordinarias y urgentes, entre las que considera prioritaria una reducción, en general, de las cargas fiscales y, particularmente, en los tributos fijados porcentualmente sobre el coste de la energía.

«El Estado está experimentando cuantiosos incrementos de recaudación extraordinarios, atípicos y no justificados de los que, en una situación tan crítica como la actual, la empresa debería verse exonerada, al menos en esos diferenciales vinculados a acontecimientos extraordinarios», señala la patronal asturiana.