Sergio García, el último superviviente

Juan M. Arribas

ASTURIAS

Con cinco escaños casi el doble de diputados naranjas ha pasado por el hemiciclo asturiano

13 abr 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

El grupo de Ciudadanos en la Junta General en esta legislatura, la número once desde el recuperación de la democracia, es probablemente el que más cambios ha sufrido en un mismo mandato dentro del parlamento asturiano. Con el anuncio esta semana de que se suspendía de militancia, de forma temporal, al diputado Armando Fernández Bartolomé, ya sólo queda en los escaños un nombre de la lista con la que los naranjas fueron a las urnas en los comicios autonómicos: el de Sergio García.

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico.

Armando Fernández Bartolomé es además el único diputado de Ciudadanos que ya contaba con escaño pasada legislatura, y es (por el momento) el representante naranja en la mesa del hemiciclo. La dirección del partido lo ha castigado por «indisciplina reiterada» y por «faltar a la unidad de actuación o la ruptura de la disciplina de voto» algo que se considera infracción grave. Bartolomé no votó a favor (se abstuvo) en la votación de enmiendas a los últimos presupuestos de la comunidad, después de haber denunciado que había sido apartado de la negociación y que desconocía los términos del acuerdo alcanzado entre sus compañeros y los socialistas. Bartolomé había sumado sus críticas tiempo atrás a las denuncias de la anterior portavoz del grupo, Laura Pérez Macho, que terminó por dimitir y dejar la política, cuando dieron a conocer encuentros entre miembros del grupo y del Partido Popular asturiano con Fran Hervías, el antiguo coordinador naranja que saltó al PP tras la moción de censura fallida en Murcia.

Los cambios en el grupo parlamentario naranja en la Junta comenzaron casi en el mismo momento en que se constituyó el parlamento. El exrector de la Universidad de Oviedo, Juan Vázquez, que había sido cabeza de cartel de Ciudadanos Asturias en los comicios, llegó a presidir la mesa de edad para la formación del hemiciclo. Después presentó su renuncia diciendo que «es evidente que no es el mismo partido del mes de diciembre. Ha cambiado en campaña y por los últimos acontecimientos» y que el partido había dado un giro derechista que le alejaba de su concepción original de «un partido de centro, un partido bisagra capaz de llegar a acuerdos para dar estabilidad política». Le hubiera sustituido la número 6, Ana Rosa Fonseca, también candidata independiente venida desde la Universidad, pero sin Vázquez al frente del proyecto se negó. Fue así como entró la número 7, y actual portavoz, Susana Fernández.