Detectan microplásticos en angulas de ríos asturianos

La Voz REDACCION

ASTURIAS

De izquierda a derecha, los investigadores Eva García Vázquez (Universidad de Oviedo), Almudena Álvarez (Centro de Experimentación Pesquera del Principado de Asturias), Alba Ardura (Universidad de Oviedo) y Daniel Menéndez (Universidad de Oviedo)
De izquierda a derecha, los investigadores Eva García Vázquez (Universidad de Oviedo), Almudena Álvarez (Centro de Experimentación Pesquera del Principado de Asturias), Alba Ardura (Universidad de Oviedo) y Daniel Menéndez (Universidad de Oviedo)

Una investigación de la Universidad de Oviedo concluye que se contaminan tanto en el mar como en los ríos

11 may 2022 . Actualizado a las 13:26 h.

Una investigación liderada por la Universidad de Oviedo ha permitido identificar la presencia de microplásticos en angulas de varios ríos de la costa asturiana. El estudio, realizado en colaboración con el Centro de Experimentación Pesquera del Principado de Asturias y el Acuario de Gijón, acaba de ser publicado en la revista Environmental Pollution, de máximo impacto en su área de conocimiento.

Los autores del trabajo recuerdan que la contaminación por microplásticos se considera actualmente una amenaza global para los organismos marinos y de agua dulce. Sus efectos nocivos dependen de su composición y de las sustancias adheridas a su superficie (metales pesados, bisfenol A, pesticidas…), e incluyen daño físico (rotura de tejidos, obstrucción de cavidades…), alteraciones fisiológicas, toxicidad, daños en el ADN y otros.

En este trabajo, en el que han participado los investigadores del Área de Genética de la Universidad de Oviedo Daniel Menéndez, Alba Ardura y Eva García Vázquez, se han cuantificado microplásticos en anguila europea (Anguilla anguilla) a su llegada a tres ríos de la costa asturiana (Nalón, Bedón y Cabra). Esta especie se reproduce en el Mar de los Sargazos, a menos de 1.000 km de la costa este de Estados Unidos. Las larvas leptocéfalas emprenden un largo viaje, entre uno y dos años y medio, hasta entrar en los ríos europeos, donde se transforman primero en angulas y, posteriormente en anguilas amarillas que permanecen varios años en el río. Una vez alcanzan la madurez sexual, lo abandonan y retornan de nuevo a desovar al Mar de los Sargazos.