Ocho rincones inolvidables de cine que han inmortalizado la belleza de Asturias

La Voz REDACCIÓN

ASTURIAS

Cascadas de Oneta
Cascadas de Oneta Turismo de Asturias

Un repaso de los emplazamientos asturianos donde se rodaron algunas películas reconocidas a nivel mundial

02 jun 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

Desde ganadoras de los premios más importantes en el mundo audiovisual hasta un documental retrospectivo en el que la naturaleza es un personaje más. Los rincones de Asturias han sido el decorado perfecto para la gran pantalla. Son muchos los directores de cine que han puesto su atención sobre el Principado y han utilizado su entorno para retratar sus largometrajes. Woody Allen quedó prendado de Oviedo. La primera película española en ganar un Oscar fue rodada en Asturias. Los valles, las playas, pueblos que parecen de cuentos de hadas… Asturias en un lugar diferente, un paraíso natural que merece la pena ver en persona. Estos son algunos de los rincones asturianos que fueron protagonistas de películas de cine.

Santa María del Naranco en «Vicky, Cristina, Barcelona»

La película es uno de los pilares de la carrera de Woody Allen, fan declarado de la ciudad de Oviedo. La comedia romántica con la que Penelope Cruz ganó un Óscar fue grabada en New York, Barcelona y Asturias. Allen eligió el monumento prerrománico asturiano para representar uno de los lugares interesantes de Oviedo cuando una de las protagonistas enseñaba sitios interesantes en Oviedo. Además, en la película aparecen otros rincones como el faro de San Juan y el parque de Ferrera, en Avilés.

Santa María del Naranco fue el monumento más votado como edificio más bello de Asturias, según la revista internacional AD
Santa María del Naranco fue el monumento más votado como edificio más bello de Asturias, según la revista internacional AD ARCHITECTURAL DIGESTALAMY

El palacio de Partarriu, en Llanes, en «El Orfanato»

La película de Juan Antonio Bayona fue un éxito total en taquilla y reconocida por la crítica. Ganadora de 7 estatuillas de los Goya, cuenta la historia de una madre que regresa al orfanato donde se crió y su hijo Simón comienza a jugar con una peligrosa compañía. Se rodó en el Palacio de Partarriu, en Llanes, toda una atracción turística para los cinéfilos. El edificio fue levantado en 1899 y durante la Guerra Civil fue una hospital. Varias agencias de eventos ofrecen visitas guiadas al palacio, como Días de cine en Llanes, que muestran los secretos del Palacio y otras muchas anécdotas sobre películas y series de televisión rodadas en el concejo de Llanes.