Dimite la Comisión de Garantías de Podemos Asturies elegida por la militancia

La Voz REDACCION

ASTURIAS

Sofía Castañon y Daniel Ripa, en una imagen de archivo
Sofía Castañon y Daniel Ripa, en una imagen de archivo Eloy Alonso

Los dimisionarios aducen una «sistemática vulneración» de las competencias de este órgano por parte de las direcciones autonómica y estatal de la formación morada

07 jul 2022 . Actualizado a las 14:18 h.

Los cinco miembros de la Comisión de Garantías de Podemos Asturies elegidos por la militancia en las elecciones primarias celebradas el pasado mes de diciembre han presentado su dimisión «ante la sistemática vulneración» de la autonomía y de las competencias de este órgano por parte de las direcciones autonómica y estatal de la formación morada.

Para formar parte de dicho órgano fueron elegidos en las primarias cinco dirigentes que formaban parte de la candidatura liderada por el anterior secretario general, Daniel Ripa, que perdió ante la encabezada por Sofía Castañón, y les correspondió encargarse de la denuncia de irregularidades presentada por el sector derrotado sobre la constitución del nuevo Consejo Ciudadano.

Al conformar el máximo órgano de dirección de Podemos se incorporaron miembros procedentes de círculos -el ámbito en el que se estructura la militancia- constituidos de manera «irregular» antes de las primarias, según denunció la candidatura de Ripa ante la Comisión de Garantías, que pidió anular unos votos que habían modificado la mayoría en el Consejo Ciudadano en favor de Castañón.

Según los miembros dimisionarios de la Comisión de Garantías -una de cuyas integrantes ha sido suspendida temporalmente de militancia por la dirección del partido-, la actuación seguida contra ellos por parte de la dirección autonómica y la estatal supone «un espectacular y obsceno despliegue de esas formas que, bajo la denominación de vieja política, el 15M aspiraba a erradicar».

Así, al impedirles realizar la tarea para la que fueron elegidos y no atender a sus decisiones, se han vulnerado los principios democráticos «más elementales y estructurales» como son el respeto al mandato de los órganos de control de la legalidad de los procedimientos, a la voluntad manifestada del cuerpo electoral y a la revisión de las decisiones ejecutivas por órganos imparciales.

Esa actuación, aseguran en su carta de dimisión, se ha llevado a cabo «en aras de la supervivencia política de una dirigencia desnortada y superada por los cambios del escenario general a costa, sin el menor atisbo de duda, de la laminación de la propia organización política» por parte de una burocracia «que busca su propia continuidad: todo aquello, que en su día, pretendíamos cambiar», informa Efe.