La reparación del argayo en la A-63 condiciona la apertura hasta Salas, que se mantiene para 2023

La Voz REDACCION

ASTURIAS

Visita del secretario general de Infraestructuras, Xavier Flores, al puente de La Barrosa
Visita del secretario general de Infraestructuras, Xavier Flores, al puente de La Barrosa MITMA | EUROPAPRESS

«A medida que podamos ver cómo evoluciona el argayo podremos concretar más», señala el secretario general de Infraestructuras, Xavier Flores, que ha visitado varias obras del ministerio en la comunidad

05 ago 2022 . Actualizado a las 17:28 h.

El horizonte de puesta en servicio de la autovía A-63 entre Oviedo y Salas se mantiene en el ejercicio de 2023 a la espera de cómo evolucionen las obras que realiza el Ministerio de Transportes para reparar el inmenso argayo que se produjo en abril del pasado año a la altura de Casazorrina, el movimiento de tierra de mayor volumen registrado en la red viaria española.

Así lo ha asegurado hoy el secretario general de Infraestructuras, Xavier Flores, que se encuentra desde ayer en Asturias para visitar diversas obras que ejecuta su departamento en Asturias con una inversión conjunta de 130 millones de euros y que hoy se ha desplazado junto a la delegada del Gobierno, Delia Losa, y el consejero de Medio Rural y Cohesión Territorial del Principado, Alejandro Calvo, tanto a la zona del argayo como al ya reconstruido puente de La Barrosa.

«A medida que podamos ver cómo evoluciona el argayo podremos concretar más», ha apuntado Flores dadas las «incertidumbres» que genera actuar sobre un talud de esas dimensiones y la complejidad de unas obras de restauración de un desmonte que alcanza los 90 metros de altura para el que se han diseñado actuaciones por importe de 14,5 millones de euros.