Asturias ultima un plan de exhumaciones de desaparecidos en la dictadura

La Voz OVIEDO

ASTURIAS

La ARMH ha retomado la exhumación de la fosa común en El Rellán, en Grado, y han hallado ya los restos óseos de al menos tres personas, además de varios artefactos balísticos. ARCHIVO
La ARMH ha retomado la exhumación de la fosa común en El Rellán, en Grado, y han hallado ya los restos óseos de al menos tres personas, además de varios artefactos balísticos. ARCHIVO Eloy Alonso | EFE

El Principado destinará más de 102.000 euros al estudio de 40 fosas comunes con el fin de determinar los emplazamientos donde puedan hallarse restos

15 ago 2022 . Actualizado a las 11:19 h.

Asturias destinará más de 102.000 euros al estudio de 40 fosas de personas desaparecidas en la guerra civil y la dictadura franquista para actualizar el actual catálogo de enterramientos comunes y víctimas, y como paso previo al plan de exhumanciones que pretende impulsar.

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico.

El Gobierno de Asturias ha encargado ya a la empresa pública Tragsatec el estudio e investigación de 40 fosas comunes con el fin de determinar los emplazamientos donde puedan hallarse restos, concretar sus ubicaciones y documentar sus antecedentes históricos. El Principado cuenta con un catálogo de enterramientos y víctimas, en constante actualización, que se completará con este nuevo análisis, como paso previo para impulsar un plan de exhumaciones en la comunidad.

El equipo técnico que participará en el estudio está compuesto por Manuel Menéndez Díaz, Arantza Margolles Beran, Irene Faza Aladro, Adrián González López e Isabel Carballo Pérez, que se ocuparán, entre otras labores, de la recogida de testimonios, la documentación histórica, las exploraciones con georradar y la elaboración de fichas sobre personas desaparecidas. Para llevar a cabo estas tareas, solicitarán información a familiares y personas conocidas de las víctimas, como datos personales, fechas y lugares de enterramiento y, siempre que sea posible, la aportación de fotografías, documentos y otros objetos. Las entrevistas se grabarán y se transcribirán con el fin de asegurar su conservación.