El youtuber que encontró restos de un bombardero nazi en una montaña asturiana

La Voz REDACCIÓN

ASTURIAS

Virgilio García, el asturiano con más de 3,9 millones de suscriptores en Youtube
Virgilio García, el asturiano con más de 3,9 millones de suscriptores en Youtube

Virgilio García, más conocido en las redes sociales como Detección Metálica, tiene más de 3,9 millones de suscriptores en su canal de Youtube

04 sep 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

Los montes y ríos asturianos guardan auténticos tesoros y Virgilio García, más conocido en redes sociales como Detección Metálica, se encarga de detectarlos. En su canal de Youtube suma más de 3,9 millones de seguidores y ha compartido, de momento, 345 vídeos en los que muestra el proceso de detección y sus hallazgos, los cuales tiene que buscar minuciosamente entre mucha «basura». Un trabajo concienzudo que tiene recompensa y, entre otros descubrimientos, García consiguió localizar los restos de un bombardero nazi que en 1944 colisionó contra una montaña asturiana. Actualmente la placa identificatoria está expuesta en un museo gracias a su donación. Además, ha conseguido localizar oro en numerosas ocasiones, no solo en Asturias, también en países como Argentina, Chile o Bolivia; y monedas de varios siglos de antigüedad. Sin embargo, reconoce que «lo que más te encuentras en cualquier lugar es basura», la cual retira posteriormente. «Alguien comprometido con esta afición lo que hace es llevarse la basura».

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico.

García ha contado en el programa La Ventana de Cadena Ser que su afición por la detección metálica comenzó desde pequeño, cuando vio en las playas de Benidorm a un hombre utilizando un aparato de detección metálica. Los aparatos, cuenta García, varían de precio en función de la calidad y los hay por 500 euros, hasta 7.000. «En Bolivia estuve conviviendo con personas que tenían aparatos de 7.000 euros y que se lo pagaron en tres días de trabajo, buscando oro», explica García. A pesar de que se puede sacar rédito económico a los descubrimientos, él lo hace por pasión y porque «me gusta estar en la naturaleza. El otro día estuve en unos montes y más que lo que los objetos detecté, lo importante para mí fue disfrutar el día, ver una pareja de corzos…». 

Lo más peculiar que encontró García hasta el momento fue en Amsterdam. «En uno de los barrios conflictivos estuve buscando con imanes, no con detectores, y encontré de todo: una caja fuerte, una pistola, motos, bolsas con droga…». Pero el descubrimiento que más ilusión le hizo fue hallar los restos de un bombardero nazi que se estrelló contra un monte asturiano en 1944. «Encontré varios restos del avión, una placa de identificación con números de serie y palabras en alemán. Esa placa en la actualidad está en el Museo El Cuetu. «Buscando información sobre la placa, vi que una similar fue encontrada en Normandía y es un objeto que se está exponiendo en todo el mundo», narra García, que mostró el laborioso proceso de búsqueda en su canal de Youtube.