Ribadeo despide hoy al joven de 22 años que falleció electrocutado cuando navegaba por la ría

La Voz RIBADEO / LA VOZ

ASTURIAS

Sus cenizas recibirán sepultura esta tarde en el cementerio ribadense

31 ago 2022 . Actualizado a las 09:40 h.

Ribadeo despide esta tarde al joven de 22 años David Botín García-Planas, que falleció el domingo cuando navegaba por la ría de Ribadeo, a causa de una descarga eléctrica cuando el bote de vela latina en el que iba a bordo se aproximó a un tendido de alta tensión a la altura del puente de la desembocadura del río Grande, en Reme. David Botín navegaba con otras dos personas, que resultaron ilesas.

La joven víctima había crecido en Pamplona y tenía establecida su residencia en Barcelona, donde trabajaba, pero veraneaba en Ribadeo, de donde es su familia paterna, muy conocida en la villa. El desgraciado suceso ha provocado una profunda conmoción en Ribadeo.

La capilla ardiente está en Funeraria Peña y hoy al mediodía se oficiará el funeral en Ribadeo, en la iglesia parroquial. David Botín será incinerado en la intimidad familiar. La conducción será a las cuatro y media de la tarde, desde el Tanatorio Peña hasta el cementerio de Ribadeo, donde las cenizas recibirán sepultura. 

Quejas por no señalizar la linea de alta tensión

Por Ribadeo se extiende la convicción de que el mástil del bote no llegó a tocar con el tendido de alta tensión y que la descarga se produjo al aproximarse, por el fenómeno del arco eléctrico, transmitiéndose la electricidad por la verga, que era de fibra de carbono. Además, hay críticas y quejas por el hecho de que ocurrido el accidente -y con el precedente de otro de hace unos tres años- no se señaliza el riesgo de navegar por el lugar.

El bote de vela latina donde se produjo el accidente, ayer amarrado en el puerto deportivo de Ribadeo, con el mástil pero con la verga y la vela desmontada

La Guardia Civil investiga la muerte en Ribadeo por una descarga eléctrica del joven tripulante de un bote de vela latina

La Voz

La Guardia Civil, como ocurre en los casos de óbitos en extrañas circunstancias, ha abierto diligencias para aclarar la muerte del joven David Botín García-Planas, el domingo por la tarde en Ribadeo a causa de una descarga eléctrica cuando navegaba en un bote de vela latina (el típico de la ría ribadense) junto a dos amigos y la embarcación se aproximó a una línea de alta tensión junto al puente de Reme, por el que pasa el ferrocarril, sobre el río Grande. El joven falleció por una descarga. El suceso provocó una profunda conmoción en Ribadeo, donde era conocido por pasar siempre sus vacaciones. Su familia paterna es de Ribadeo.

Seguir leyendo