Las poblaciones asturianas con más de cien habitantes dispondrán de tratamiento integral de sus aguas residuales

La Voz OVIEDO

ASTURIAS

El presidente del Principado de Asturias, Adrián Barbón, presidió este viernes en Arriondas la reunión semanal del Consejo de Gobierno
El presidente del Principado de Asturias, Adrián Barbón, presidió este viernes en Arriondas la reunión semanal del Consejo de Gobierno J.L. Cereijido | EFE

La medida se incluye en el Plan Director de Saneamiento y Depuración de Aguas del Principado 2020-2030, que prevé una inversión de 478 millones.

02 sep 2022 . Actualizado a las 12:45 h.

Todos los núcleos de población de Asturias con más de cien habitantes dispondrán de tratamiento integral de sus aguas residuales en un plazo de ocho años, según el Plan Director de Saneamiento y Depuración de Aguas del Principado 2020-2030, que prevé una inversión de 478 millones.

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico.

Además, el documento incluye las medidas necesarias para avanzar en la eliminación de todos los vertidos directos de aguas residuales, con el fin de garantizar la mejora de la calidad del agua de todo el Principado. Con este plan, Asturias se anticipa a las exigencias que probablemente imponga la UE para las pequeñas poblaciones en materia de saneamiento en los próximos años, según ha señalado vicepresidente y consejero de Administración Autonómica, Medio Ambiente y Cambio Climático, Juan Cofiño.

El Consejo de Gobierno del Principado, reunido en Arriondas, ha aprobado este plan con el que se culminan años de trabajo orientado a seguir avanzando en la correcta recogida y tratamiento de las aguas residuales urbanas y con el que se cierra el ciclo virtual del agua. Según Cofiño, las actuaciones previstas en este ciclo, desde el saneamiento hasta la depuración, van a sumar inversiones de mil millones de euros, entre las previstas por el Estado y la Comunidad Autónomas. Sólo el plan aprobado hoy por el Consejo de Gobierno contempla inversiones en los 78 concejos asturianos de 324 millones de euros por parte del Principado y 155 desde el Gobierno central.

Además de la eliminación de los vertidos colectivos sin depuración, el proyecto también asegura la sostenibilidad económica y ambiental de los sistemas de saneamiento y depuración de la comunidad, según ha detallado el vicepredente. El grueso de la inversión, más de 455 millones, se dedicará a la ejecución programa de infraestructuras, con 11 líneas de acción y 248 medidas, que incluyen la construcción de más de 100 nuevas instalaciones de saneamiento y depuración, tanto en zonas urbanas como rurales.

Igualmente, se acometerá la ampliación, mejora y renovación de más de 60 instalaciones ya existentes, algunas de gran entidad como la depuradora de Maqua, en Avilés, o la de Gijón Oeste. También se procederá a la extensión de los sistemas colectores de las áreas urbanas, así como a la renovación de otros elementos de la red. Además, el programa de infraestructuras contiene diferentes medidas destinadas a emprender nuevos retos en materia de economía circular, como la regeneración de aguas residuales para su reutilización o la valorización de lodos, que permitirá obtener bioenergía y biomateriales.

Las actuaciones programadas para generar energías renovables se traducirán en una reducción de la huella de carbono, un aspecto de especial importancia en el actual contexto de cambio climático. El plan recoge también siete líneas y 38 medidas orientadas a una gestión integrada de los servicios del ciclo del agua y a mejorar la gobernanza, con medidas como la elaboración de una nueva Ley de Aguas o la creación de un Observatorio del Agua, informa Efe.