«Las leyes pertenecen a la democracia, no a ningún credo», afirma Barbón tras la homilía política del arzobispo

La Voz

ASTURIAS

El arzobispo de Oviedo, Jesús Sanz (i), conversa con el jefe del Ejecutivo asturiano, Adrián Barbón, en el marco de la eucaristía celebrada con motivo de la festividad del Día de Asturias este jueves en la Basilica de Covadonga
El arzobispo de Oviedo, Jesús Sanz (i), conversa con el jefe del Ejecutivo asturiano, Adrián Barbón, en el marco de la eucaristía celebrada con motivo de la festividad del Día de Asturias este jueves en la Basilica de Covadonga Eloy Alonso| EFE

«Nada pervierte más la democracia que aquellos que, desde sus posiciones intolerantes intentan imponer sus ideas», sostiene

08 sep 2022 . Actualizado a las 20:56 h.

El presidente del Principado, Adrián Barbón, ha subrayado este jueves que «en democracia las leyes no obedecen a ningún credo, opción personal o imposición de ningún tipo si no que se aprueban, exclusivamente, por aquellos hombres y mujeres elegidos con el voto de la ciudadanía y que sumen mayoría». El mensaje se produce tras la homilía política que el arzobispo de Oviedo ha protagonizado en Covadonga, donde ha condenado la ley de la eutanasia y la reforma del aborto. 

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico.

«Son ellos, y no otros, los que deben legislar. Y nada pervierte más la democracia que aquellos que, desde sus posiciones intolerantes, intentan imponer sus ideas a los demás no mediante la convicción, presentándose a las elecciones y ganándose la confianza de la ciudadanía, sino desde la imposición, la crispación y la tensión», ha recalcado Barbón en su discurso del acto institucional de entrega de las Medallas de Asturias 2022 que se ha celebrado esta tarde.

El presidente ha asistido este mediodía a la eucaristía celebrada en la basílica de Covadonga, en la que el arzobispo de Oviedo, Jesús Sanz, ha criticado a los políticos que aprueban «leyes que matan», como la de la de la eutanasia, que se presenta como «un derecho al suicidio desesperado o un homicidio encubierto», o la de la reforma del aborto.

«Quiero reivindicar la democracia. La democracia, atacada desde diversos frentes, significa aceptar la decisión de las mayorías y el respeto a las minorías», ha aseverado Barbón en un discurso que en el que ha reivindicado la libertad, la democracia, la Constitución y el Estatuto de Autonomía.

Por su parte y a preguntas de los periodistas, la delegada del Gobierno en Asturias, Delia Losa, ha tildado de «oportunista» al arzobispo por pronunciar ese mensaje en el acto institucional del Día de Asturias, en el que ha atacado las leyes promulgadas por los gobiernos democráticos mientras que ha obviado problemas que atañen a la iglesia católica, como la pederastia.

El arzobispo de Oviedo, Jesús Sanz (c), acompañado por el jefe del Ejecutivo asturiano, Adrián Barbón, acceden al interior de la Basílica de Covadonga antes de la eucaristía celebrada con motivo de la festividad del Día de Asturias

El arzobispo aprovecha el Día de Asturias para equiparar la eutanasia con un homicidio encubierto

La Voz

El arzobispo de Oviedo, Jesús Sanz, ha criticado este jueves a los políticos que aprueban «leyes que matan», como la de la de la Eutanasia, que se presenta como «un derecho al suicidio desesperado o un homicidio encubierto», o la de la reforma del aborto, que «desprotegen a las mujeres más jóvenes y promueve la maternidad malograda».

Sanz, durante la eucaristía que ha presidido hoy en la basílica de Covadonga con motivo de la festividad del Día de Asturias, ceremonia que ha contado con la asistencia del jefe del Ejecutivo asturiano, Adrián Barbón, entre otras autoridades, ha apostado por que las persona en fase terminal sean acompañadas con cuidados paliativos.

Seguir leyendo